Redacción BLes– El martes 24 de agosto, el director general de Pfizer, Albert Bourla, declaró que la empresa cree que en el futuro podría surgir una variante de COVID-19 resistente a la vacuna.

“Cada vez que aparece una variante en el mundo, nuestros científicos se ponen manos a la obra”, dijo Bourla. “Y están investigando para ver si esta variante puede escapar a la protección de nuestra vacuna.

“Todavía no hemos identificado ninguna, pero creemos que es probable que algún día surja una de ellas”.

Bourla mencionó un procedimiento de la empresa para desarrollar una vacuna específica para la variante en menos de 95 días tras detectar la variante problemática.

“Hemos construido un proceso que en 95 días desde el día en que identificamos una variante como preocupante, podremos tener una vacuna hecha a medida contra esta variante”, dijo Bourla.

Los datos de los CDC indican que el 62,5% de los adultos de Estados Unidos se han vacunado completamente contra la COVID-19, y el 73,1% ha recibido al menos una dosis. Si bien las autoridades sanitarias federales tienen previsto comenzar a administrar dosis de refuerzo de la COVID-19 a la mayoría de los estadounidenses en septiembre, a la espera de la aprobación de la FDA, el jefe de la Organización Mundial de la Salud instó el lunes a una moratoria de dos meses en la administración de dosis de refuerzo de la vacuna contra la COVID-19 para reducir la desigualdad en la vacunación mundial y evitar la introducción de nuevas variantes del coronavirus, informó FoxNews.

No obstante, se esperaba que la plena aprobación por parte de la FDA de la vacuna de Pfizer-BioNTech el lunes aumentara la confianza en la vacuna y acelerara las tasas de vacunación en todo el país.

Le recomendamos: El régimen chino DEFIENDE la política de los talibanes CONTRA la mujer

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Se ha hablado de la evasión de la vacuna, aunque los expertos están divididos sobre el tema, según Insider.

“Estas vacunas funcionan realmente bien para protegernos de enfermedades graves y de la muerte, pero la gran preocupación es que la próxima variante que pueda surgir -sólo a unas pocas mutaciones, potencialmente- podría evadir nuestras vacunas”, dijo la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Rochelle Walensky, en una rueda de prensa el 27 de julio.

Según el Grupo de Asesoramiento Científico para Emergencias del gobierno del Reino Unido, las mayores tasas de circulación y transmisión del virus estaban creando “más oportunidades para que surjan nuevas variantes”.

Hasta el lunes, los CDC estimaban que el 93% de los estados de EE.UU. estaban en un “nivel alto de transmisión en la comunidad”. En el último mes, el número de nuevos casos diarios se ha multiplicado por más de cuatro.

Sin embargo, la viróloga Angela Rasmussen, de la Universidad de Saskatchewan (Canadá), declaró al Telegraph que es poco probable que se produzca una cepa resistente a la vacuna.

“Se necesitarían tantas mutaciones en la proteína de la espiga que este virus ya no ‘funcionaría'”, dijo Rasmussen.

Dawn Barlowe – BLes.com