Redacción BLes – Una madre de Virginia se percató de la existencia de libros pornográficos en la biblioteca del colegio de su hijo y conversó con la escuela del condado, que le prohibió el acceso a la biblioteca semanas después.

En una entrevista con el Washington Examiner, Stacy Langton dijo que la directora en funciones, Maureen Keck, la llamó la semana pasada para informarle de que no tenía permiso para entrar en la biblioteca del instituto de Fairfax.

Keck subrayó que se trataba de una política escolar indiscriminada que se aplicaba a todos los padres. En respuesta a Keck, Langton pidió una política válida, “así que le pedí que me enviara la política específica para poder verla por mí misma”.

Langton también dijo que había acompañado a su hijo en la búsqueda de su libro en la biblioteca de la escuela a principios de la semana pasada. La biblioteca del colegio incluso le ofreció ayuda en su búsqueda sin hacer referencia a dicha política.

Más tarde, Keck envió a Langton una política escolar, tras su petición. Según la revisión de la política del Washington Examiner, no revela ninguna disposición sobre la limitación del acceso de los padres a la biblioteca.

La política no menciona ninguna de las partes del campus como áreas confinadas, siempre y cuando todos los visitantes tengan pases de visita y hagan su registro en la entrada principal. Además, según Langton, la máquina que proporciona los pases no se había utilizado durante semanas debido a un mal funcionamiento.

Aunque el consejo escolar suele conceder dos minutos de uso de la palabra a cada miembro de la comunidad elegido, cortaron a Langton antes de que se le acabe el tiempo en la reunión del consejo del 23 de septiembre.

Las imágenes grabaron a Langton cuestionando al consejo escolar del condado de Fairfax por la disponibilidad de material pornográfico, que incluía la representación de sexo entre hombres adultos y adolescentes ampliamente difundido. La madre de Virginia apareció entonces como pieza central de los anuncios de la campaña del gobernador electo de Virginia, Glenn Youngkin, en octubre.

Langton informó al Washington Examiner de su intención de hablar en la reunión de la junta directiva del jueves 11 de noviembre, completando lo que se le impidió decir en septiembre.

La madre también informó de que ella y su familia habían recibido amenazas de muerte desde que dijo la verdad.

El portavoz de las Escuelas Públicas del Condado de Fairfax se negó a hacer comentarios el lunes 8 de noviembre.

Según el Fairfax Times, los dos libros mencionados, “Lawn Boy” de Jonathan Evison y “Gender Queer” de Maia Kobabe, fueron retirados de las estanterías de la biblioteca. Su circulación se suspendió el mes pasado, a la espera de que un comité de revisión tomara una decidiera de que hacer con ellos.

Jade – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.