Redación BLes – Una mujer se convirtió en víctima inesperada de un tiroteo entre dos empresas de grúas rivales mientras esperaba la llegada de la policía en Queens después de que su coche estacionado sufriera un fuerte golpe.

El sábado 7 de noviembre por la noche, Susy Delgado, de 48 años, llamó al 911 después de que su coche estacionado en Sutter Ave. y la calle 77 en Ozone Park fuera repentinamente chocado de forma grave por un Range Rover que circulaba a alta velocidad, según informa el Daily Mail.

Según los vecinos, el propietario del Range Rover forma parte de un grupo de jóvenes que circulaban a gran velocidad por la manzana. El conductor huyó en otro coche tras la colisión, abandonando su vehículo y dejando a Delgado sin saber quién era el dueño del coche.

Tras llamar al 911, los trabajadores de dos empresas de remolque llegaron de repente antes que los agentes de policía. Ambos querían remolcar su coche destrozado, aunque Delgado no había llamado a ninguno de ellos.

Estos dos trabajadores iniciaron una intensa discusión sobre quién remolcaría su coche.

Finalmente, uno de los hombres sacó una pistola y disparó varias veces a su oponente mientras la pobre Delgado buscaba refugio. Aunque los dos trabajadores resultaron ilesos, la bala alcanzó a Delgado, atravesando su muslo derecho.
Dijo: “Oí las balas, y cuando me di la vuelta, fue cuando me alcanzó”.

Delgado se desplomó, sangrando mucho, con la bala atravesando dos lados del muslo. Su marido estaba a su lado, tranquilizándola. La mujer dijo desesperada: “Sentía el dolor en la pierna, rezaba para poder volver a ver a mis hijos”.

Los dos conductores del camión de remolque huyeron inmediatamente después de los disparos. Finalmente, el servicio de emergencias se presentó para trasladar a Delgado al Hospital Universitario Brookdale tras la llamada al 911 del cuñado de su marido.

De vuelta en su casa el domingo por la noche, Delgado, empleada del aeropuerto Kennedy que limpia aviones para JetBlue, aún no se ha recuperado completamente del su increíble incidente. Era la primera vez que vivía algo así: “Llevo siete años viviendo en este barrio. Nunca en mi vida ha pasado nada con armas por aquí’.

La colisión dañó gravemente su coche, que acababa de comprar hace tres meses.

Aunque los policías y los médicos reaccionaron al instante ante el caso de emergencia de los disparos, Delgado admitió su frustración en su anterior llamada al 911 informando del choque de su auto, que fue lo suficientemente larga como para que las grúas llegaran primero.

Biaz, vecino de Delgado, también se sintió aterrorizado al ser la primera vez que oía disparos. Dijo: “Siempre hay choques de auto, pero nunca disparos”.

En una entrevista con el New York Daily News, Delgado dijo que se sintió afortunada cuando la bala no le quitó la vida, pero también planteó su preocupación por la seguridad y la paz del mundo.

Se le ocurrieron preguntas sin respuesta: “¿Por qué la gente lleva armas?”, añadió. “Quienquiera que haya inventado las armas, es el peor invento de la historia”.

Concluyó: “Sólo quiero que haya paz en este mundo. Este mundo no está en paz. No sé en qué se está convirtiendo este mundo”.

Jade – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.