Redacción BLes – Luego de haber dejado una puntuación de tres, sobre cinco estrellas, en un sitio web de reseñas, una abuela de Georgia y su nieta de seis años fueron echadas de un hotel de ese estado.

Susan Leger, de 63 años, reservó en septiembre una estadía de tres noches en el Baymont Inn & Suites de la ciudad turística de Helen, Georgia, a través del sitio de reservas en línea Hotels.com, informó el canal de noticias local WXIA. Sin embargo, les dijeron que se marcharan la primera noche.

Después de que Leger respondiera a un correo electrónico de Hotels.com preguntando por su estadía, Leger dio al hotel tres de cinco estrellas, diciendo: “Desagradable. La piscina no está abierta. El inodoro no tira bien de la cadena”.

Entonces, a las 20.40 horas, sonó el teléfono de Leger, y al otro lado de la línea estaba Danny Vyas, el gerente del hotel, diciéndole que había llamado a la policía y que debían abandonar la habitación, según News Week.

“El hombre me gritaba. Decía: ‘Sal ahora mismo. He llamado a la policía'”, dijo Leger al canal de noticias con sede en Atlanta. “Mi nieta estaba agarrada de mi pierna y llorando muy fuerte. Esto fue aterrador. Esto fue simplemente horripilante”.

Según WXIA, un agente del Departamento de Policía de Helen acabó llamando a la puerta de su habitación de hotel y les pidió que se fueran.

“¿De verdad pueden echarme en medio de la noche, de un hotel por dar una crítica de tres y cinco?” preguntó Leger al agente de policía.

El agente dijo después que el hotel estaba legalmente autorizado a hacerlo. Después, el agente les ayudó a ella y a su nieta a encontrar un nuevo lugar donde alojarse.

En la llamada al 911, Vyas le dijo al despachador: “Nos estamos preparando para reembolsar porque han revisado que la habitación está sucia y el lugar está deteriorado”, informó WXIA.

En respuesta a su llamada, Leger habló con el canal de noticias: “Básicamente estaba diciendo: ‘Vete… Mientes. Me has hecho una mala crítica’. Y yo me quedé sentada diciendo: ‘Dios mío, ¿es esto una broma, una cámara oculta?'”.

El informe policial señalaba que Vyas quería echar a los dos porque “Leger había hecho una mala crítica del hotel”. Sin embargo, Vyas negó que esa fuera la razón y más tarde dijo al medio que el hotel tuvo que retirar a Leger porque se quejó repetidamente del negocio.

“Al final de la llamada al 911, le dije que no estaba contenta con la habitación. Por eso tuvimos que dejarla marchar. Ella puede encontrar un lugar mejor”, dijo Vyas a WXIA.

“Le hicimos saber muchas veces que dejara de llamarnos. Si no está contenta, cambie de habitación o abandone el lugar”, continuó Vyas. “Me llamaron al menos 10 u 11 veces en una hora… Quejándose”.

Hotels.com dijo a WXIA que “tiene una política de tolerancia cero con respecto a las represalias y eliminaremos de nuestro sitio web a cualquier huésped, anfitrión y/o propiedad que exhiba o promueva ese tipo de comportamiento en la estadía o fuera de ella.”

Un portavoz de Wyndham Hotels & Resorts dijo a FOX Business que la compañía está ahora “profundamente preocupada por este incidente, que no refleja de ninguna manera los valores de nuestra marca o nuestras expectativas de las las franquicias.”

A pesar de que el “lugar es de propiedad independiente y operado como una franquicia, nos tomamos este asunto muy en serio y estamos tratando directamente con el propietario del hotel”, añadió el portavoz.

Vyas prometió reembolsar a Leger, que había pagado tres meses por adelantado, pero éste no recibió el dinero durante varios meses.

Al principio, Hotels.com también le informó de que no se permitían las devoluciones. Sin embargo, dos meses después del incidente, WXIA se puso en contacto con el sitio de reservas y consiguió un reembolso completo para Leger.

Dawn Barlowe – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.