Un predicador de Tulsa (Oklahoma, EE UU) se ha hecho viral en las últimas horas por escupirse en la mano y haber untado su saliva en la cara de un feligrés, según informa Independent. El pastor, que anteriormente había dirigido una oración al estado de Oklahoma junto al gobernador para proteger a sus habitantes contra la Covid, trataba de explicar que “recibir la visión de Dios puede volverse desagradable”.

El predicador es Michael Todd, dirigente de la Iglesia de la Transformación en Tulsa. Los presentes soltaron gritos y expresiones de disgusto al ver a Todd expulsar saliva y mucosidad en su mano para después pasarla por la cara del hombre que tenía al lado.

“Aquí es donde la mayoría de las personas no enfrentan a Jesús. Lo que la mayoría de personas harían sería darse la vuelta”. Para Todd, el feligrés sería la muestra de que una persona debe ser fuerte física, emocional y espiritualmente incluso cuando “recibir la visión de Dios se vuelva desagradable”.

La reacción negativa de los espectadores representaría cómo la gente actúa “cuando Dios hace lo que se necesite para el milagro”. Aparte de las críticas por esta práctica antihigiénica en otro difícil momento de la pandemia en el país, algunas personas han acusado a Todd de montar un “truco publicitario”. Según el portal TMZ, el feligrés sería el hermano del propio Michael Todd.

Fuente: 20minutos.es

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.