Redacción BLes- A pesar de que el gobernador abrió completamente la economía, el estado vuelve a funcionar normalmente e incluso el uso de las máscaras ya no es obligatorio, el nivel de contagios del virus PCCh (Conocido como Covid-19) se mantiene dentro de los valores previos y no ha habido picos considerables como para volver hacia atrás, reportó Breitbart.

El 25 de septiembre pasado, el gobernador republicano Ron DeSantis levantó las restricciones impuestas inicialmente para combatir el virus PCCh y a pesar de que nunca hubo una directiva estatal del uso obligatorio de las máscaras, el gobernador despenalizó todas las penalidades relacionadas al uso de máscaras.

“Como un acto de gracia ejecutiva, todas las multas y penalidades pendientes que se han aplicado a los individuos se suspenden”, anunció DeSantis. “Creo que tenemos que dejar de intentar penalizar a la gente por no distanciarse socialmente y trabajar con la gente de manera constructiva.”

Todos los restaurantes y negocios ahora pueden operar a capacidad completa y de manera usual y DeSantis quiere que las autoridades locales que deseen imponer restricciones sobre estos justifiquen las medidas.

Los datos del Departamento de Salud de Florida muestran que la tasa de contagios positivos se mantiene relativamente estable, situándose en un 4.57 por ciento a partir del miércoles pasado e incluso alcanzando un mínimo de 3.73 por ciento a principios de la semana.

Con respecto a la cantidad de casos nuevos, mientras que el 27 de septiembre se reportaron 810 casos nuevos, el miércoles 7 de octubre se registraron casi 3.300 nuevos casos, es decir, la fluctuación ha variado considerablemente durante estas semanas pero no parece estar relacionado a las nuevas medidas del gobernador.

Las tres tablas muestran las variaciones desde que la medida se tomó el 25 de septiembre hasta el 7 de octubre. 

La primera tabla corresponde a la cantidad de casos nuevos; la segunda el porcentaje de contagios y la última las muertes por virus PCCh.

El panorama general indica que las variaciones son muy pequeñas si se realiza un promedio y se podría decir que ‘la vuelta a la normalidad’ no ha tenido un impacto negativo.

Otro aspecto alentador para los floridanos es que la capacidad de los hospitales también ha mejorado notablemente llegando la semana pasada a casi un 23.5% de disponibilidad en todo el estado, según datos de la Agencia Estatal para la Administración de la Atención de la Salud. En algunos condados como Miami-Dade, donde el virus PCCh ha golpeado más duramente la disponibilidad es de casi 27%.

Mientras que el gobernador de Nueva York Cuomo y el alcalde de la ciudad De Blasio generan controversia por aplicar restricciones y medidas draconianas en contra de la voluntad de sus constituyentes, DeSantis prometió un enfoque más libertario.

“No volveremos a hacer ninguno de estos cierres, y cuando escucho a la gente decir que cerrarán el país, y honestamente me avergüenzo”, dijo DeSantis durante la sesión informativa en Florida Central el mes pasado.

El uso de las máscaras y las medidas de prevención en general han sido criticadas por su inefectividad y ciertamente están manchadas de hipocresía cuando los defensores de estas medidas solo buscan aplicarlas sobre otros pero no para ellos mismos.

Por ejemplo, como lo señaló el senador Ran Paul, quien recientemente tuvo una acalorada discusión con el Dr. Fauci por mencionar la inmunidad en masa durante una audiencia, las medidas de cuarentena no hicieron nada por detener o frenar la curva de contagios. 

El senador Paul usó el ejemplo de Nueva York, el estado más golpeado por el virus PCCh en todos los Estados Unidos.

“Hemos visto picos de coronavirus en medio de la cuarentena. Nueva York estaba cerrado y tuvo 30.000 personas muertas. Nueva York tuvo la peor tasa de muertes que cualquier lugar en el mundo en medio de la cuarentena así que tal vez la cuarentena no hizo nada bueno y quizás la cuarentena solo destrozó nuestra economía, pero no hizo nada para detener la ola del virus,” dijo el senador durante una entrevista.

No existen certezas cuando se trata de una pandemia que la humanidad reciente nunca había enfrentado antes. Pero el punto más importante es que existen otras teorías, otros enfoques que también han sido efectivos no obstante los medios principales, “siguiendo los lineamientos oficiales” han censurado efectivamente y su discusión ha quedado prohibida en la arena pública. 

Conceptos como la inmunidad en masa, el uso de la hidroxicloroquina, etc., están censurados en las redes sociales y los medios principales como CNN, MSNBC, NBC y otros, constantemente atacan estos tópicos con una fuerza que pone en duda su verdadera intención.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com