Redacción BLes – Tras las medidas tomadas en 2019, por el expresidente Trump, para prohibir el uso de tecnologías chinas, que ponen en riesgo la seguridad nacional, un nuevo informe revela que no están siendo cumplidas.

El pasado 26 de octubre, el Centro de Seguridad y Tecnología Emergente, de la Universidad de Georgetown, informó que al menos 1.681 entidades estatales y locales, de 49 estados compraron, entre 2015 y 2021, tecnologías, servicios de la información de empresas chinas restringidas en EE.UU.

Anteriormente, si bien se había denunciado este tipo de compras, esta es la primera vez que se logra cuantificar la cantidad, a pesar de las limitaciones al acceso de los datos.

Se descubrieron 5.700 transacciones, por un valor total de USD 42.7 millones, siendo los colegios públicos el que lideraba la lista, seguidos de otros servicios públicos, incluyendo el poder judicial.

Entre las empresas comprometidas se encuentran, Huawei, ZTE, Hikvision, Dahua y Hytera, que abastecieron de productos como smartphones, cámaras de vigilancia, escáneres de temperatura, radios portátiles y equipos de red, los cuales han sido denunciados como herramientas de espionaje chino.

Según Michael Kratsios, exdirector de tecnología, de la administración Trump, y uno de los autores del informe, estas tecnologías son muy vulnerables al espionaje extranjero.

“Gran parte del debate se centra en la idea de que estas tecnologías podrían contener mecanismos de seguridad que permitieran a los hackers extranjeros entrar en estos sistemas y extraer datos, controlar la actividad de la red e interrumpir cualquiera de los servicios conectados a estas redes. Las posibilidades son ilimitadas”. Dijo Kratsios.

Y agregó: “Lo interesante de esta tecnología es que sólo se necesita un equipo conectado a la red para poder comprometer potencialmente cualquier red a la que esté conectada. Ahí es donde vemos el verdadero peligro”.

En este marco, en mayo de 2021, el mayor distribuidor de combustible de la costa este, Colonial Pipeline, sufrió uno de los peores ciberataques registrados en EE. UU., cuando su sistema fue hackeado, provocando el cese temporal del suministro, afectando 6 estados.

Aunque no queda claro el origen de los perpetradores, las sospechas hacia el gobierno chino son muchas, debido a su preocupante historial. En 2020, el director del FBI, Christopher Wray, dijo que el Partido Comunista Chino (PCCh), es el que realiza más actividades de espionaje en el país

“Hemos llegado a un punto en el que el FBI está abriendo un nuevo caso de contrainteligencia relacionado con China aproximadamente cada 10 horas. De los casi 5.000 casos de contrainteligencia del FBI actualmente en curso en todo el país, casi la mitad están relacionados con China.” Dijo Wray. 

Y agregó, que en 2017, los datos personales de la mitad de los ciudadanos del país fueron vulnerados por militares chinos que conspiraron para hackear Equifax, una de las mayores bases de datos crediticios del país. 

Además, quiso aclarar que la amenaza no la representa el pueblo chino en sí, sino su gobierno.

“No se trata del pueblo chino, y ciertamente no se trata de los chinos estadounidenses. Cada año, EE. UU. acoge a más de 100.000 estudiantes e investigadores chinos en este país. Durante generaciones, la gente ha viajado desde China a EE. UU. para asegurarse las bendiciones de la libertad para ellos y sus familias, y nuestra sociedad es mejor por sus contribuciones. Por lo tanto, cuando hablo de la amenaza de China, me refiero al gobierno de China y al Partido Comunista Chino.” 

A medida que crecen las tensiones geopolíticas y comerciales entre ambas potencias económicas, la administración de Biden ha aumentado las medidas que restringen al PCCh el acceso a los avances tecnológicos de su país. 

En este sentido, el pasado 12 de octubre, el gobierno de Biden prohibió a los ciudadanos estadounidenses apoyar el diseño avanzado de semiconductores chinos.

La medida afecta a gran cantidad de ciudadanos estadounidenses que ocupan altos cargos en las empresas chinas, y advierte que hacer caso omiso de la medida arriesga su ciudadanía y residencia en EE. UU.

El régimen chino utiliza TikTok para espiar a los estadounidenses

La popular app de videos virales, propiedad de la tecnológica ByteDance, con sede en Beijing, ha sido señalada de suministrar datos personales de sus usuarios estadounidenses al PCCh, amenazando la seguridad nacional.

Recordemos que en China, cualquier empresa, por ley, debe facilitar toda la información que el gobierno demande.      

Una vez más, EE. UU. parece estar tomando medidas para restringir la interferencia extranjera. En septiembre, el Comité de Inversiones Extranjeras del Departamento del Tesoro, comunicó la necesidad de investigar los “riesgos que presenta el acceso de adversarios extranjeros a los datos de personas estadounidenses”. 

De acuerdo a un informe de Forbes, publicado en agosto, se encontró que 300 trabajadores de ByteDance, y 50 empleados de TikTok, trabajan para diferentes medios estatales chinos, como Xinhua y People’s Daily, los cuales son portavoces oficiales del régimen chino.

También, una investigación realizada por BuzzFeed News (BFN), encontró que, ingenieros chinos tuvieron acceso a los datos de usuarios estadounidenses entre septiembre de 2021 y enero de 2022.

Unas 80 reuniones de la red china fueron filtradas y revisadas por BFN, “todo se ve en China”, dijo un miembro del departamento de Confianza y Seguridad de TikTok en una de las reuniones en septiembre de 2021.

EE. UU. ha estado aumentando su presión para limitar el acceso del al app en el país, y en junio, Brendan Carr, miembro de la Comisión Federal de Comunicaciones, pidió que se restrinja la descarga de la app, diciendo:  

“TikTok no es una aplicación de vídeo más. Es la piel de cordero. Recoge franjas de datos sensibles a los que, según nuevos informes, se accede en Beijing. He pedido a Apple y Google que eliminen TikTok de sus tiendas de aplicaciones por su patrón de recolección oculta de datos.” 

La app ya había sido prohibida durante la era de Trump en agosto de 2020, pero la orden fue dejada sin efecto por el Tribunal Superior en noviembre del mismo año.

Pablo Nutting Rodriguez – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.