Redacción BLes– Un hombre identificado como Andre Taylor condenado por manejar prostitutas para su beneficio propio, firmó un contrato de 150.000 dólares al año con el municipio de Seattle para aconsejar sobre reformas policiales entre otras cosas, reportó The Post Millennial

De acuerdo con Las Vegas Sun, Taylor fue condenado a cinco años y medio por siete cargos relacionados con la prostitución, tres cargos con una chica de 16 años, dos relacionados con mujeres adultas que también viajaban con él y dos cargos por lavado de dinero.

Dos de las prostitutas de Taylor relataron al jurado lo que era el mundo de la prostitución. Les contaron que trabajaban siete días a la semana y que entregaban todas sus ganancias a Taylor, que vivía en una casa de 300.000 dólares y llevaba trajes Versace de 4.000 dólares y un reloj Rolex de 90.000 dólares.

En el video se puede ver a Taylor diciendo que nació en las calles y que viene de la profunda oscuridad. También menciona que tuvo hijos con las prostitutas que hacía trabajar. “No nos importaba lo que pensaban de nosotros… del mismo modo que no me importa lo que piensan de mí ahora”, sentenció.

En 2016, Taylor creó el grupo No esta vez (Not this time) una organización presuntamente para combatir la violencia policial luego de que su hermano Che Taylor muriera de un disparo de la policía.

Según el reporte del Post Millennial, el Sr. Che recibió un disparo letal de la policía durante un intento de arresto por posesión de drogas, y la policía fue absuelta de cargos al encontrar que Che estaba armado al momento del altercado. El hermano de Taylor había sido previamente condenado por robo y violación. 

Con la creación del grupo ‘No esta vez’, Andre se convirtió en un ‘activista cívico’ para el gobierno de Seattle y en 2019 recibió 100.000 dólares del municipio para realizar un evento llamado “conversación con la calle”. 

Taylor fue uno de los organizadores de CHAZ también conocida como la “Ocupación de la Zona del Capitol Hill en Seattle y les dijo a los manifestantes que tenían que exigir 2 millones de dólares a la ciudad para abandonar la ocupación que finalmente la policía desmanteló a principios de julio luego de que se reportaron dos homicidios allí.

Taylor participó en reuniones a puerta cerrada en las que la alcaldesa Durkan supuestamente negoció pagos para varios grupos de CHAZ, incluidos 1 millón de dólares, instalaciones de la ciudad no utilizadas y más que la alcaldesa anunció después del desmantelamiento de la CHAZ.

Ante la polémica por el contrato del gobierno de Seattle con Taylor la vocera Kelsey Nyland aclaró que ‘No esta vez’ es una de las muchas organizaciones comunitarias que están trabajando en la ciudad con la municipalidad.

El 21 de septiembre pasado, el Departamento de Justicia identificó a Seattle como una “jurisdicción” donde se permite la violencia y la destrucción de la propiedad privada. El comunicado del Departamento señaló a la ciudad de Seattle por haber abandonado el precinto policial y un radio de 6 cuadras donde se formó CHAZ. 

Con esta medida, el Fiscal General Barr intenta persuadir a los líderes demócratas de estas ciudades a que mantengan la ley y el orden y protejan a sus ciudadanos en vez de dejarlos en las manos de los manifestantes. 

Sin embargo, con la noticia del nuevo ‘consejero de reforma policial’ un individuo no solo criminal sino completamente anti policía, el gobierno de Seattle parece estar dando pasos en la dirección opuesta.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com