Redacción BLes– El Secretario de Estado Mike Pompeo, emitió un comunicado de prensa el jueves en el que sancionó a Huang Yuanxiong, un funcionario perteneciente al régimen comunista chino acusado de estar implicado en la brutal persecución que la disciplina espiritual Falun Gong padece desde 1999.

Acorde al comunicado de prensa publicado el jueves por el Departamento de Estado, anunció la ‘designación pública’ de Huang Yuanxiong y sus familiares inmediatos, por su participación en “graves violaciones de derechos humanos” contra los practicantes de Falun Gong, haciendo uso de la Sección 7031 de la Ley de Asignaciones para Operaciones Extranjeras y Programas Relacionados.

La sección 7031 (c) establece que en los casos en que el Secretario de Estado tenga información creíble de que funcionarios de gobiernos extranjeros han estado involucrados en una violación grave de los derechos humanos o corrupción significativa, esas personas y sus familiares inmediatos deben ser designados pública o privadamente y no son elegibles para ingresar a los Estados Unidos, entre otras penalidades.

Huang Yuanxiong se desempeña como jefe del Departamento de Policía de Wucun en la ciudad de Xiamen, provincia sureña de Fujian. La restricción también se aplica a la esposa de Huang.

Con la sanción aplicada, Estados Unidos le prohíbe la entrada al país al funcionario del régimen, además de bloquear sus activos financieros y propiedades bajo la jurisdicción de los EE. UU., en caso que las tuviera. 

Según el comunicado de Pompeo Huang Yuanxiong, “Está asociado con violaciones particularmente graves de la libertad religiosa hacia los practicantes de Falun Gong, concretamente por su participación en la detención e interrogatorio de practicantes de Falun Gong por practicar sus creencias”.

Le puede interesar:

La sanción, aplicada justamente en el Día Internacional de los Derechos Humanos, marca la primera vez que Estados Unidos ha castigado a un funcionario del PCCh por su papel en la persecución de los practicantes de Falun Gong.

En su mensaje, la administración Trump representada por su Secretario de Estado Mike Pompeo dijo: “El mundo no puede quedarse de brazos cruzados mientras el gobierno de la República Popular China perpetra abusos horrendos y sistemáticos contra las personas en China, incluida la violación del derecho internacionalmente reconocido a la libertad de pensamiento, conciencia y religión o creencias”.

Persecución a Falun Dafa

Falun Dafa, también conocido como Falun Gong, es una disciplina espiritual de la escuela Buda. Por sus efectos en la salud y sus respuestas espirituales, Falun Dafa se hizo muy popular durante su difusión pública en China entre 1992 y 1999. A comienzos de 1999, había un estimado de entre 70 y 100 millones de practicantes en China.

El 20 de julio de 1999, el líder del PCCh, Jiang Zemin, ordenó al régimen que en un plazo de tres meses se erradique a Falun Dafa. Desde ese día comenzó una brutal persecución hacia los practicantes de Falun Dafa, que continúa hasta el día de hoy incluso fuera de China. 

La persecución de Falun Gong es una campaña ateísta ordenada por el Partido Comunista Chino, y liderada por la oficina 610, un grupo de tareas especial extra constitucional, creado específicamente para exterminar a los practicantes de Falun Dafa.

La campaña se centra en la implementación de un sistema de propaganda ateo y de desprestigio hacia Falun Dafa, un programa de conversión ideológica y reeducación forzada y una variedad de medidas coercitivas ilegales, como detenciones arbitrarias, trabajo forzado, tortura física, sustracción forzada de órganos y muerte.

Andrés Vacca-BLes.com