Redacción BLes– El Departamento de Estado confirmó el miércoles que desde junio hasta ahora, más de 1.000 ciudadanos chinos vieron sus visas revocadas por Estados Unidos. Las cancelaciones se dieron en el marco de un programa dirigido a detectar estudiantes graduados e investigadores que tengan vínculos con el ejército chino.

Acorde a lo reportado por Reuters, el Departamento de Estado de EE.UU. dijo en una declaración el miércoles que “los estudiantes de postgrado y académicos de investigación de alto riesgo habían sido expulsados, después de que se encontró que estaban sujetos a la Proclamación Presidencial 10043 y por lo tanto no eran elegibles para una visa”. 

La acción de revocación de visas chinas proviene de una proclamación firmada por el presidente Trump el de 29 mayo que afirma: “China está involucrada en una campaña amplia y con muchos recursos para adquirir tecnologías sensibles y propiedad intelectual de los Estados Unidos, en parte para impulsar la modernización y la capacidad de su ejército, el Ejército Popular de Liberación”.

Por su lado el Departamento de Estado, según informó Fox News, aseguró recientemente que la revocación de visas busca salvaguardar la seguridad nacional de los Estados Unidos limitando la capacidad del régimen comunista chino de aprovechar a los estudiantes graduados e investigadores chinos robar tecnologías, propiedad intelectual e información estadounidense para desarrollar capacidades militares u otros usos indebidos en China.

Si consideramos que aproximadamente 360.000 ciudadanos chinos estudian en los Estados Unidos, se puede observar fácilmente que las expulsiones recientes representan un número poco significativo del total de estudiantes en el país. 

En este sentido el Departamento de Estado aclaró que las medidas no son en contra del pueblo chino, sino sólo contra aquellos ciudadanos dispuestos a colaborar con los intereses delictivos del régimen comunista que gobierna China. 

“Continuamos dando la bienvenida a estudiantes y académicos legítimos de China que no promueven los objetivos de dominio militar del Partido Comunista Chino”, aclaró el secretario interino de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Chad Wolf.

Las relaciones entre China y Estados Unidos se han deteriorado profundamente en los últimos meses, sobre todo desde la expansión del virus del PCCh por todo el mundo. 

Los conflictos entre ambas potencias económicas van desde reclamos de Estados Unidos hacia el régimen chino en materia de derechos humanos, la imposición de la ley de seguridad en Hong Kong por parte del PCCh, disputas por reclamos territoriales en el Mar del Sur de China, cierre de consulados y ahora se suma a la larga lista la expulsión de más de 1.000 estudiantes sospechosos de atentar contra la seguridad nacional de los Estados Unidos.

El presidente Trump, estaba cumpliendo su promesa en potenciar los esfuerzos para restablecer el déficit comercial con el régimen chino a través de una serie de acuerdos económicos que apuntaban a equilibrar la balanza. Incluso las relaciones diplomáticas habían mejorado notablemente, pero todo se desmoronó luego de que se evidenció la responsabilidad que tuvo el régimen comunista chino en la expansión a nivel mundial del virus del PCCh.

Andrés Vacca-BLes.com