Redacción BLes- Peter Berkowitz, director de planificación de políticas del Departamento de Estado, ratificó el apoyo de los Estados Unidos hacia la libertad y la independencia de Taiwán en el marco del evento virtual de la Fundación para la Defensa de las Democracias (FDD por sus siglas en inglés), en relación con los desafíos que representa las ambiciones del régimen chino a nivel global.

“Me parece que preservar la libertad y la independencia de Taiwán es una prioridad”, expresó Berkowitz en la reunión virtual, donde afirmó que tanto el Departamento de Estado como el Departamento de Defensa han estado pensando durante largo tiempo en encontrar maneras de brindar apoyo al país democrático.

Las declaraciones de Berkowitz se presentan en un momento en el que incrementan las preocupaciones sobre un eventual ataque del régimen chino a Taiwán dada la presión constante que ejerce el Ejército Popular de Liberación chino a través de ejercicios militares en las cercanías de la isla.

Si bien Berkowitz no hizo mención directamente sobre alguna propuesta o plan de defensa a implementar de manera conjunta con la isla, de igual modo los comentarios probablemente causarán el malestar del régimen chino, dada la presión constante que ejerce para que los demás países no reconozcan a Taiwán como un país soberano.

El director de planificación de políticas del Departamento de Estado compartió sus comentarios a tan sólo un día de que la presidenta de Taiwán Tsai Ing-wen diera a conocer los esfuerzos que se están empleando para la construcción de submarinos que ayuden a repeler una invasión china.

“La construcción demuestra la fuerte voluntad de Taiwán para con el mundo de proteger su soberanía”, expresó Tsai el martes desde Taipei. Los submarinos son equipos importantes para el desarrollo de las capacidades de guerra asimétrica de la marina de Taiwán y para disuadir a los barcos enemigos de rodear Taiwán,” agregó.

Según el Washington Examiner, desde 1979 los Estados Unidos mantienen relaciones diplomáticas con el régimen comunista chino, pero ha mantenido relaciones amistosas no oficiales con Taiwán y le ha proporcionado armamento defensivo para disuadir cualquier ataque a la isla a la que China presiona para anexionar a su territorio.

La administración del presidente Donald Trump ha dado un respaldo significativo a la defensa de Taiwán aprobando un flujo constante de venta de armas, y el acuerdo más reciente incluyó la venta de un gran lote de misiles de crucero de defensa costera para atacar a los barcos invasores.

Mientras que el pasado 9 de noviembre se anunció la llegada de un grupo de marines estadounidenses a Taiwán para iniciar por primera vez en más de 40 años una operación militar conjunta con el fin de preparar al personal militar taiwanés para el combate.

Para el 21 de este mes, las relaciones bilaterales entre EE. UU. y Taiwán lograron un nuevo avance luego de que se celebrara el Diálogo de la Asociación para la Prosperidad Económica entre Estados Unidos y Taiwán (EPP) en Washington D.C. para fortalecer las relaciones económicas entre ambas democracias.

Desde su cuenta de Twitter, el secretario de Estado Mike Pompeo anunció

“Los Estados Unidos y Taiwán son socios fuertes en la defensa de la libertad, el avance de los lazos económicos y la promoción de nuestros valores democráticos compartidos. El Diálogo de la Asociación para la Prosperidad Económica del Instituto Americano en Taiwán fortalece aún más nuestra relación económica”.

César Múnera-BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.