Redacción BLes- El representante republicano Mike Gallagher, presentó el viernes en la Cámara un nuevo proyecto de ley que tiene como objetivo prohibir que los capitales estadounidenses inviertan en empresas chinas que figuran en la denominada Lista de Entidades del Departamento de Comercio, un listado de empresas que enfrentan restricciones estadounidenses por distintos tipos de violaciones a la seguridad nacional. 

Durante una entrevista brindada a Fox News, Gallagher aseguró: “Hemos visto que el Partido Comunista de China está comprometido en una campaña implacable para dominar las tecnologías críticas”, y agregó: “Como hemos visto una y otra vez, el PCCh explota nuestro sistema abierto y justo para dominar esas tecnologías utilizando capital estadounidense para financiar su maligna agenda”.

Paralelamente, los senadores republicanos Marco Rubio y Mike Braun presentaron el jueves en el Senado la versión del proyecto de ley llamado Ley de Integridad y Seguridad de los Mercados Financieros Estadounidenses.

Los congresistas manifestaron su preocupación argumentando que las financiaciones no provienen sólo de grandes bancos y fondos de cobertura de la bolsa de valores, sino también de miles y miles de estadounidenses cuyas inversiones son producto de fondos de jubilación o ahorros de muchos años de trabajo. 

En la mayoría de los casos, estos pequeños ahorristas no tienen conocimiento de dónde están depositando su dinero, y terminan involuntariamente financiando a firmas que afectan directamente la seguridad económica y social de los Estados Unidos. 

El proyecto presentado va en línea con la orden ejecutiva firmada hace diez días por el Presidente Trump. A través de la cual se prohibió a los estadounidenses invertir en un grupo de 31 empresas chinas que, según el Departamento de Comercio, suministran y apoyan al ejército de China.

Entre las empresas afectadas se encuentran incluidas China Telecom, China Mobile y China Unicom, todas grandes firmas que cotizan en las principales bolsas de valores. 

Esta nueva propuesta de legislación, según informó Gallagher, funcionará como una especie de extensión de la orden ejecutiva firmada por el presidente Trump, la cual fue elogiada por el congresista.

La Ley de Integridad y Seguridad de los Mercados Financieros de Estados Unidos, en caso de aprobarse, profundizará la acción presidencial prohibiendo las inversiones en la totalidad de las empresas chinas implicadas en la Lista de Entidades.

Durante la administración Trump, y especialmente durante este último año, se han tomado muchas acciones en pos de identificar en EE.UU. a empresas vinculadas con el Partido Comunista Chino y a su aparato de inteligencia, que participan en actividades ilegales como el robo de información, evasión de impuestos y explotación de trabajadores en centros clandestinos de trabajo forzado en China. 

El presidente Trump fue determinante cuando presentó su reciente Orden ejecutiva: “la República Popular China está explotando cada vez más el capital de los Estados Unidos para obtener recursos y permitir el desarrollo y la modernización de sus aparatos militares, de inteligencia y de seguridad. Provocando que la República Popular China amenace directamente a la patria de los Estados Unidos y a las fuerzas estadounidenses en el extranjero”.

Andrés Vacca-BLes.com