Redacción BLes– De cara a las tensiones que a lo largo de los años se han venido dando entre el régimen chino y Taiwán, los Estados Unidos planean la venta de hasta siete importantes sistemas de armas para la isla, una medida que representa un desafío directo a China y su política de ‘un país, dos sistemas’.

Según cuatro fuentes familiarizadas, la venta de los sistemas de armas a Taiwán incluiría minas, misiles de crucero y también drones. La medida es poco común debido a que a lo largo de los años las ventas militares estadounidenses a Taiwán se han realizado de manera cuidadosa para no incrementar las tensiones con Beijing, informó Reuters.

Sin embargo, en lo que va del 2020, las relaciones entre Beijing y Washington han alcanzado su punto más bajo como resultado de las acusaciones por robo de tecnología del régimen chino, la guerra comercial, la imposición de la polémica ley de seguridad nacional sobre Hong Kong, el dudoso manejo del régimen Chino de la pandemia del virus PCCh (Partido Comunista chino) o las tensiones territoriales sobre el Mar del Sur de China.

Desde que la antigua líder del Partido Democrático Progresista, Tsai-Ing Wen asumió la presidencia de Taiwán, los acuerdos armamentistas con Estados Unidos han incrementado de cara a las constantes amenazas del régimen chino hacia la isla ante su defensa de la soberanía del país, así como de su sistema democrático.

Como señala un informe del South China Morning Post, los analistas apuntan a que Beijing no desistirá de la idea de reunificar Taiwán y menos cuando las fuerzas extranjeras intervienen en asuntos que según el régimen chino, solo son de su incumbencia. 

“A diferencia de otras áreas de disputa territorial, como en el Mar de China Meridional, los analistas dicen que Beijing no mostrará flexibilidad en este tema y no descartó la fuerza para reunificar Taiwán con el continente”, señaló el medio antes citado.

Si bien el ejército taiwanés cuenta con un equipo de avanzada que incorpora hardware fabricado en EE: UU., China contaría con un arsenal más numeroso y actualmente se encuentra agregando equipo avanzado, según Reuters.

Desde el Ministerio de Defensa de Taiwán calificaron el anuncio del paquete como una suposición de los medios, indicando que manejaba las negociaciones y acuerdos sobre venta de armas de manera confidencial y discreta, señalando que no habrían declaraciones oficiales hasta que EE. UU. no emita una notificación formal, según Reuters.

Se espera que el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, informe sobre los paquetes esta semana al presidente Donald Trump. Algunos de los acuerdos habían sido solicitados por Taiwán hace más de un año, aunque recientemente se dio el proceso de aprobación.

Como indica Reuters, la administración Trump ha buscado reforzar la defensa de los países aliados buscando reducir la dependencia de las tropas estadounidenses mientras impulsa empresas y empleos estadounidenses.

A principios de agosto, el ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán advirtió que el régimen chino está buscando la manera de convertir a la isla en otro Hong Kong.

Las intenciones del régimen chino no sólo despiertan la preocupación dados los esfuerzos por buscar una reunificación de la isla por la fuerza de ser necesario, si no que además ahora la presión se presenta como resultado de la polémica ley de seguridad impuesta en Hong Kong, la descalificación de políticos de la oposición y la detección de activistas.

Durante su última visita a Taiwán, el secretario de salud estadounidense, Alex Azar, expresó: “Nuestra vida diaria se ha vuelto cada vez más difícil a medida que China sigue presionando a Taiwán para que acepte sus condiciones políticas, condiciones que convertirán a Taiwán en el próximo Hong Kong”.

César Múnera-BLes.com