Grupo a favor del aborto publica las direcciones de los hogares de los seis jueces conservadores de la Corte Suprema y llama a protestar frente a sus casas.

El grupo activista “Ruth Sent Us”, que “defiende el legado de Ruth Bader Ginsburg“, la jueza de extrema izquierda que falleció en 2020, convocó a llevar las protesta contra la Corte Suprema a las casas de los seis jueces conservadores que estarían cerca de derogar la despenalización del aborto, según una filtración que salió este martes.

“¡Visitaremos el miércoles 11 de mayo las casas de los seis jueces extremistas!“, lee el cartel que se difundió en redes sociales y de mensajería. “Tres viven en Virginia y tres en Maryland. Si desea unirse o liderar una protesta, háganoslo saber”, completa.

“Nuestra Corte Suprema extremista 6-3 emite habitualmente fallos que perjudican a las mujeres, las minorías raciales, LGBTQ+ y los derechos de los inmigrantes. Debemos levantarnos para forzar la rendición de cuentas utilizando una diversidad de tácticas”, agrega el grupo.

Además del mensaje, Ruth Sent Us publicó un gráfico de Google Maps con las direcciones de las casas de los jueces Barrett, Kavanaugh, Thomas, Alito, Gorsuch y Roberts, donde residen con sus familias.

Vigil for Democracy, otro grupo pro aborto, se sumó a la protesta, y replicó el mapa, que tituló como “Jueces extremistas“, y agregó: “Donde los seis jueces fundamentalistas cristianos emiten sus fallos en la sombra“.

El grupo asegura que hay una “compensación disponible” para los artistas que deseen contribuir con letreros o carteles a las protestas contra la Corte Suprema, lo que da a entender que hay fuerzas económicas de fondo dispuestas a financiar este tipo de manifestaciones.

Es importante destacar que la difunta jueza Ruth Bader Ginsburg, cuyo legado Ruth Sent Us dice defender, criticó a lo largo de toda su carrera el razonamiento legal que sustenta a Roe v. Wade, fallo de la Corte en 1973 que despenalizó el aborto en todo el país y dejó sin efecto más de 30 leyes estatales a lo largo del país que prohibían la práctica.

También cabe aclarar que en Virginia, donde viven tres de los seis jueces, protestar frente a una casa privada es ilegal: “Cualquier persona que participe en piquetes antes o alrededor de la residencia o lugar de vivienda de cualquier individuo, o que se reúna con otra persona o personas de una manera que perturbe o amenace con perturbar el derecho de cualquier individuo a la tranquilidad en su hogar, será culpable de un delito menor de Clase 3“, lo cual permite a la policía intervenir y constata una multa de hasta 500 dólares para los detenidos.

Otras organizaciones abortistas que anticiparon que se sumarán a esta protesta es Strike for Choice, que ha sido respaldada por grupos radicales de izquierda, incluidos Black Lives Matter, Code Pink, Women’s March SF, Kavanaugh Off Our Court y Rise Up 4 Abortion Rights.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.