El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, anunció el martes que EE. UU. está dispuesto a suspender las sanciones impuestas a Venezuela a cambio de que, entre otras “condiciones”, se conforme un gobierno de transición llamado a convocar elecciones en un plazo máximo de doce meses.

El jefe de la cartera de Exteriores estadounidense aludió a una serie de condiciones, entre ellas la convocatoria de elecciones presidenciales y parlamentarias, así como la formación de un gobierno de transición, como requisitos imprescindibles para activar este “camino hacia la democracia”.

“Si se cumpliera con todas las condiciones (…), todas las sanciones serían suspendidas”, anunció Pompeo durante una rueda de prensa celebrada en la sede del departamento de Estado.​

Entre las condiciones enumeradas por el funcionario para emprender lo que denominó como “un camino hacia la democracia”, Pompeo destacó la creación de un consejo de Estado, llamado a convocar elecciones presidenciales en un plazo de “entre seis y doce meses” y “la marcha de las Fuerzas de Seguridad extranjeras”.

Pompeo detalló que el consejo de Estado estaría conformado por miembros de ambos partidos y que tanto el mandatario Nicolás Maduro, como el mandatario interino, Juan Guaidó, deberían aceptarlo como el único Ejecutivo del país durante “este período de transición”.

“El presidente del gobierno de transición no podría presentarse a esas elecciones”, agregó Pompeo, quien no obstante recalcó que Guaidó, “el político más popular de Venezuela en estos momentos”, podría postularse como candidato.

“Creo que lo haría extraordinariamente bien, pero lo que es más importante, aún seguimos apoyándole, absolutamente”, dijo.

El secretario reconoció que Washington ha trabajado con Guaidó para esbozar esta propuesta y aseguró que tanto el presidente interino como su equipo “entienden que Nicolás Maduro debe irse”.

“Esperamos que se lo tome en serio; lo hemos dejado claro desde el principio, Nicolás Maduro no volverá a gobernar Venezuela jamás”, dijo, antes de zanjar: “Eso no ha cambiado”.

En este sentido, Pompeo recordó que, apenas la semana pasada, el departamento de Justicia de EE.UU. presentó cargos contra el mandatario Maduro, aunque no se pronunció sobre si, en caso de aceptar la propuesta, Maduro se libraría de las acusaciones.

De hecho, el representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, también presente en la rueda de prensa, explicó que el plan del departamento de Estado se basa en las propuestas presentadas por el equipo de Guaidó en la ronda de negociaciones que tuvo lugar el año pasado en Barbados.

“Esta propuesta de un consejo de Estado, de hecho, fue presentada por los representantes de la oposición democrática, por el equipo de Juan Guaidó”, relató Abrams.

Abrams hizo hincapié en la importancia de que quien lidere el Ejecutivo de transición no se pueda postular a la presidencia porque, en el “frágil sistema” venezolano, podría acabar suponiendo un impedimento que quien ostenta el poder convoque unas elecciones libres.

“Todos vieron lo que pasó cuando Nicolás Maduro robó las elecciones en 2018. Nosotros queremos que Juan Guaidó tenga la libertad de poder postularse a la presidencia y, de acuerdo con nuestro plan, la tendrá”, apuntó el funcionario.

Las sanciones como medida de presión

Abrams no dudó en destacar la importancia de las sanciones como medida de presión y lamentó que, en este sentido, la comunidad internacional no siga el ritmo marcado por Washington, en especial las naciones que conforman la Unión Europea.

“Nos gustaría ver más sanciones europeas. Los europeos -sostuvo- no imponen sanciones económicas, imponen sanciones personales, pero de manera muy lenta… todos sabemos el porqué, puesto que necesitan alcanzar una unanimidad para tomar estas decisiones”.

El funcionario puso como ejemplo el impacto que las sanciones han tenido en la industria petrolera venezolana y, consecuentemente, en la economía del país.

“Se trata aún de una economía sustentada en el crudo y, según se reduce la producción y el precio del barril baja, baja y baja (…), creo que está claro que la cantidad de dinero que recibe el régimen va cuesta baja”, consideró Abrams.

Sanciones en tiempos de pandemia

Preguntado sobre si, más allá de esta propuesta, el gobierno estadounidense contemplaría suspender las sanciones ante la virulencia de la pandemia del virus del PCCh (Partido comunista chino), Pompeo aseguró que la Washington “reevalúa sus políticas constantemente”.

No obstante, el secretario, remarcó que la entrada de ayuda humanitaria y equipos médicos “ni está, ni nunca ha estado” restringida por las sanciones estadounidenses.​

“Debemos lograr que esta democracia eche a andar y hemos propuesto este camino para conseguirlo”, expresó Pompeo, antes de concluir: “Esperamos que todos los venezolanos consideren esta oferta profunda y seriamente. Creemos que representa una oportunidad para el pueblo venezolano”.

Voz de América.

Te puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Ad will display in 09 seconds

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.