Redacción BLesRusia aseguró el sábado que había usado misiles hipersónicos Kinzhal (Daga) para destruir un gran depósito de armas, pero si bien Estados Unidos no pudo confirmarlo, la acción podría haber sido con la intensión de enviar un mensaje, indicó un funcionario de defensa de la administración Biden. 

El Departamento de Defensa ruso mostró en Twitter un video del aparente momento del impacto y destrucción de un almacén subterráneo ucraniano el día viernes, en la aldea de Deliatyn, región de Ivano-Frankivsk, en el oeste del país.

El ataque, que habría tenido lugar el día viernes, fue reconfirmado un día después por el portavoz del Ministerio de Defensa, Igor Konashenkov.

Pero según indicó Reuters, un alto funcionario de defensa de EE. UU. que habló bajo condiciones de anonimato, aseguró que carece de sentido el uso de misiles hipersónicos para perpetrar un ataque de esta naturaleza contra un edificio, y sugiere que podría tener otras intensiones. 

“Es un poco sorprendente, para ser honesto con usted, porque no está exactamente claro, si es cierto, por qué se necesita un misil hipersónico disparado desde no tan lejos para golpear un edificio”.

El funcionario mencionó que Rusia podría haber usado esto como estrategia para posicionarse mejor en las negociaciones, o para contrarrestar la idea que tiene EE. UU., de que presenta limitaciones en el suministro de municiones de guiadas de precisión.

“Están fallando en el lanzamiento o están fallando en alcanzar los objetivos o están fallando en explotar al momento del contacto”, dijo el funcionario.

Según indicó también, la ofensiva rusa está estancada, por lo que recurrir a ataques con misiles de largo alcance puede tener el objetivo de “ganar algo de impulso” y así “intentar cambiar el curso de la guerra”.

Los misiles hipersónicos Kinzhal son armas diseñadas para volar a velocidades superiores a cinco veces la velocidad del sonido, esto es aproximadamente 6100 km por hora. Debido a la velocidad y la capacidad de cambiar de dirección hacia su objetivo, hace muy difícil la posibilidad de rastrearlo y derribarlo. 

El lunes 21 de marzo, Rusia anunció otro nuevo ataque utilizando un misil hipersónico para destruir contra un depósito de combustible en Kostyantynivka, en la región de Mykolaiv, al sur de Ucrania.

El portavoz de la fuerza aérea ucraniana, Yuri Ignat, confirmó el ataque de un sitio de almacenamiento, pero agregó que Kiev no tenía información sobre el tipo de misil que se utilizó, según informó Daily Mail.

Vanesa Catanzaro Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.