El Dr Scott Atlas se suma a la lista de científicos que afirman que no hay razón científica que avale no reabrir las escuelas en otoño. Solo una razón política podría hacerlo, afirmó. 

Redacción BLes– El ex jefe de neurología del Stanford Medical Center, en una entrevista con Fox News, afirmó que el riesgo de que los niños contraigan el virus del PCCh y la muerte es prácticamente nulo. Además agregó que rara vez los niños podrían transmitir el virus a los adultos, por lo que bajo ningún punto de vista se podría justificar que no vuelvan a clases en otoño.

El gran temor, explicó el Dr. Atlas, es el riesgo para los maestros. Por supuesto, hay educadores de alto riesgo, pero el 82 por ciento de los maestros de K-12 tienen menos de 55 años. La mitad de ellos tienen menos de 41 años. Además, dijo, los datos muestran que los niños no transmiten significativamente la enfermedad a los adultos.

Hablando de la salud de los niños, señaló que justamente el daño se podría provocar si continúan las escuelas cerradas. “El problema aquí y el punto más importante de todos es que nunca escuché a nadie hablar sobre los daños de cerrar las escuelas”, dijo. “Los daños están en contra de los niños. Cualquiera que priorice a los niños abriría las escuelas”. 

Los niños se están perdiendo la interacción social con sus pares, algo crítico para su maduración y el aprendizaje de la resolución de problemas. Esto es algo que no se puede aprender desde una computadora, señaló Atlas.

Los maestros en la categoría de riesgo, pueden usar máscaras y distancia social o, si realmente les preocupa, quedarse en casa, sugirió el Dr. Atlas, diciendo que “no hay razón para encerrar a los niños”.

Los datos arrojados por el Dr. Atlas se suma a la de tantos otros profesionales que siguen la misma línea. Tal es el caso de un informe que muestra el medio Townhall, publicado en la revista Pediatrics, que concluye que los niños, con poca frecuencia, transmiten Covid-19 entre sí o entre adultos y que las escuelas, siempre que sigan las pautas de distanciamiento social apropiadas y tomen en cuenta cuenta las tasas de transmisión en su comunidad, pueden y deben reabrir en otoño.

Otro estudio, también mencionado en el medio Townhall, asegura que en Nueva Gales del Sur, nueve estudiantes infectados y nueve miembros del personal de 15 escuelas expusieron un total de 735 estudiantes y 128 miembros del personal al virus del PCCh. Solo se produjeron dos infecciones secundarias y una transmitida por un adulto a un niño.  

Como es sabido, la administración Trump apoya con convicción la idea de que en otoño las escuelas deben reabrirse. Y asegura que los funcionarios que manifiestan que las escuelas deben mantenerse cerradas, lo hacen sólo por una razón política y no por convicción o deseo real de cuidar la salud de los niños. 

El presidente Trump, presiona a todos los estados a reabrir los distritos escolares en otoño, incluso, expresó que podría retener los fondos federales de educación de los estados que no abran sus puertas. 

Andrés Vacca-BLes.com