La intención de una comitiva estadounidense que se reunió con el presidente venezolano, Nicolás Maduro en el Palacio de Gobierno en Caracas, agendando una serie de reuniones en las próximas semanas para abordar entre otros temas, el del petróleo.

Estados Unidos negocia compra de petróleo a Venezuela, país al que años atrás aplicó sanciones “petroleras” que siguen vigentes.

La intención de una comitiva estadounidense que se reunió con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, en su Palacio de Gobierno, agenciando una serie de reuniones para las próximas semanas.

Y es que los precios del petróleo que se han “disparado” debido de la guerra de Rusia y Ucrania.

Regreso del petróleo venezolano

En un reporte de The Wall Street Journal se informa de la reunión en Caracas con miras a permitir que el petróleo venezolano regrese al mercado internacional abierto.

La administración estadounidense también quiere aislar a Rusia de su aliado más importante en América del Sur, Venezuela, un proveedor esencial de crudo para Estados Unidos.

Las propuestas que se discuten en la capital venezolana aliviarían las sanciones por un período limitado por motivos de seguridad nacional de Estados Unidos. Desde que la administración Trump comenzó a apretar las tuercas económicas de Venezuela en 2017 y luego impuso sanciones al sector petrolero en 2019, Caracas ha llegado a depender de ChinaRusia e Irán para mantener a flote su sector petrolero.

A partir de 2020, Petróleos de Venezuela SA, la empresa petrolera estatal del país, producía alrededor de 300 mil barriles por día.

Importación de petróleo en Estados Unidos

En 2020, Estados Unidos importó alrededor de 7.86 millones de barriles de petróleo de muchos países, según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos.

Rusia exportó alrededor de 540 mil barriles por día a Estados Unidos en 2021, un poco menos de lo que Venezuela exportó a las refinerías estadounidenses en 2018 antes de que le impusieran sanciones.

Discuten por arrestos de ciudadanos estadounidenses

También discutieron el destino de seis empleados de la filial de refinación de PDVSA con sede en HoustonCitgo, que fueron arrestados en 2017 y condenados por delitos que, según Estados Unidos, son falsos.

Cinco son ciudadanos estadounidenses naturalizados y un sexto es residente permanente de los Estados Unidos.

También hay tres ex militares estadounidenses encarcelados en Venezuela. Luke Denman y Airan Berry fueron arrestados luego de una incursión fallida de soldados venezolanos disidentes, cita el medio.

Fuente: elimparcial.com

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.