Redacción BLes- La obligación del uso de mascarillas fue impuesto el 4 de agosto como medida de emergencia para prevenir los contagios del virus del PCCh. Pero su gobernador, el republicano Tate Reeves, dejó la medida sin efecto desde el día de ayer. Convirtiendo a Mississippi en el primer estado de Estados Unidos en levantar la medida oficialmente.

Tate Reeves optó por renovar la medida en varias oportunidades desde que entró en vigencia el 4 de agosto mientras la tendencia de casos positivos del virus del PCCh iba en aumento. Pero tal como informó el gobernador  en una conferencia de prensa el miércoles, la disminución del número de casos confirmados y la reducción de hospitalizaciones alientan a levantar algunas restricciones como el uso de mascarillas. 

“Hemos reducido a la mitad nuestro número medio de casos nuevos. Hemos reducido nuestras hospitalizaciones en dos tercios de lo que eran antes”, dijo Reeves. “Sabemos que fue un verano muy turbulento, pero hemos salido bien parados”.

La orden ejecutiva que promulga el levantamiento de la medida tiene vigencia desde el miércoles y fecha de expiración el 11 de noviembre, luego de las elecciones presidenciales, cuando se reevaluará la situación.

Por el momento continuarán limitadas las reuniones grupales donde no es posible el distanciamiento social, a 20 personas en el interior y 100 al aire libre. De esta última medida quedan exceptuados los distritos electorales, las entidades religiosas y las escuelas.

El gobernador también dijo que habrá restricciones sobre la cantidad de personas permitidas en restaurantes, bares y otros negocios. Continuarán los juegos de fútbol americano que ya comenzaron hace algunas semanas en Mississippi, pero aún se les pedirá a las personas que usen mascarillas a los asistentes. 

Durante la conferencia Reeves dijo: “No deberíamos usar la mano dura del gobierno más de lo que está justificado. Tenemos que adaptar nuestras acciones a la amenaza actual y asegurarnos de que no vayan más allá de lo razonable”. Informó US News.

Según los datos del Departamento de Salud informados por US News, Mississippi, con una población de alrededor de 3 millones, ha reportado cerca de 98.000 casos y al menos 2.969 muertes debido al virus del PCCh.

También advirtió que si los casos de coronavirus comienzan a aumentar nuevamente, podría volver a establecer el uso de mascarillas. En sus declaraciones expresó a los gobernantes de las ciudades y poblados del Estado que tienen la libertad de poner en práctica sus propias medidas respecto al uso de mascarillas. 

“Hay una diferencia entre ser sabio y ser un mandato del gobierno”, dijo Reeves. “Tenemos que confiar en que la gente de este país se cuidará a sí misma y tomará decisiones acertadas.”

Andrés Vacca-BLes.com