Redacción BLes- Los legisladores republicanos del Comité Judicial del Senado de EE. UU. lograron superar el boicot impuesto por los demócratas para avanzar con la nominación de la Jueza Amy Coney Barrett a la Corte Suprema de Justicia.

Según informó la agencia de noticias AP, los senadores demócratas se negaron a presentarse en protesta por la prisa del Partido Republicano por instalar al candidato de Trump para reemplazar a la difunta juez Ruth Bader Ginsburg.

Los congresistas demócratas del Comité Judicial del Senado esperaban boicotear la votación sobre la nominación de la jueza Amy Coney Barrett a la Corte Suprema la cual fue programada para hoy jueves.

El miércoles por la noche el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer dio a conocer el boicot planeado. Los demócratas habrían alegado que con la confirmación de Barret, la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio de Obama estaba en peligro.

“No deberíamos avanzar en esta nominación”, expresó Schumer quien forzó una votación para instaurar un receso en el Senado para continuar el proceso de confirmación después de las elecciones del 3 de noviembre, no obstante fracasó.

No obstante, según Real Clear Politics, el Comité Judicial controlado por los republicanos, tiene la capacidad de cambiar las reglas para la recomendación de Barrett al tribunal supremo, por lo que es más probable que se logre confirmar la nominación de la jueza Barrett.

Para el próximo fin de semana, se espera que se lleve a cabo una sesión extraordinaria que ayude a confirmar la postulación de Barrett para el lunes, indica el medio antes citado.

De acuerdo con el líder de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConell, “votaremos para confirmar al futuro juez Barrett el próximo lunes y creo que será otro logro emblemático en nuestro esfuerzo por poner en los tribunales, los tribunales federales, hombres y mujeres que creen en una noción pintoresca de que el trabajo de un juez debe realmente seguir la ley”, informó Breitbart News.

McConell aceleró la confirmación de Barrett tras la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg el mes pasado. Barrett podría ocupar el puesto en el tribunal superior si su nominación es aprobada el mismo lunes.

Con una mayoría de 53-47 en el Senado, es muy probable que los republicanos terminen por confirmar la nominación del presidente Trump de la jueza para la Corte Suprema. 

Si bien el boicot a la audiencia programada para hoy no detuvo el proceso, tenía la finalidad de presionar a los republicanos en el panel para cambiar las reglas para mantener la confirmación en proceso, según Real Clear Politics.

De acuerdo con las reglas del comité, por lo menos dos miembros del partido minoritario debían de estar presentes para constituir un quórum para hacer las negociaciones.

Ante una eventual confirmación de la jueza de 48 años, conocida por su pensamiento de corte conservador, podría venir un periodo de fallos contra temas como el matrimonio de personas del mismo sexo o el aborto.

César Múnera-BLes.com