Redacción BLesMás de 170 legisladores estadounidenses exigen que en el presupuesto del 2022 se evite que el dinero de los contribuyentes se use para financiar el aborto, en carta dirigida al presidente, Joe Biden. 

Luego de que los presidentes desde 1977 apoyaran la histórica Enmienda Hyde, que impide que el dinero de los impuestos pague la terminación de la vida de los bebés por nacer, en el presupuesto presentado por la administración Biden se elimina esta disposición, según Townhall del 6 de julio. 

“Es una afrenta a la mayoría de los estadounidenses que no quieren que sus impuestos financien el aborto a demanda, que provoca la muerte de niños en el vientre materno”, afirman los legisladores en la carta.

Y agregan: “La clave de la longevidad de cuatro décadas y media de la Enmienda Hyde es que su propósito es claro y de sentido común: prohíbe el uso de fondos federales para abortos (con excepciones)”.

La prohibición se da “sobre la base de que un gran número de contribuyentes se oponen al aborto por motivos morales o religiosos y, por lo tanto, es inaceptable obligarlos a pagar por los abortos utilizando el dinero de sus impuestos para ese fin”.

Por lo tanto recomienda: “El Congreso debería resistirse a seguir al presidente Biden por este camino y, en su lugar, debería mantener el lenguaje de la Enmienda Hyde en el presupuesto que finalmente apruebe”.

El representante Glenn Grotham (R-WI), anunció la firma de la carta enviada a Biden, a través de uno de sus tuits. 

“Yo y más de 170 de mis colegas enviamos esta carta a POTUS [presidente de Estados Unidos] instándole a proteger la Enmienda Hyde bipartidista y a ponerse del lado de la mayoría de los estadounidenses que se oponen a los abortos financiados por los contribuyentes. https://bit.ly/3jB3YPY”, escribió.

Biden apoyó la Enmienda Hyde durante cuatro décadas, pero cedió a la presión de los izquierdistas extremistas del aborto tras anunciar su candidatura presidencial, y dijo que ya no apoyaba la medida.

Los legisladores, entre los cuales se encuentran los representantes Jim Banks (R-Ind.), Kevin McCarthy (R-Calif.), Steve Chabot (R-Ohio) y la representante Elise Stefanik (R-N.Y.), le recuerdan a Biden las palabras que pronunció durante su posesión. 

“En su discurso de investidura, usted dijo que ‘el sueño de justicia para todos no se aplazará más’. Señor Presidente, el sueño de ‘justicia para todos’ no puede alcanzarse si se ignora legalmente la muerte de todo un segmento de la sociedad, los bebés no nacidos”.

Le recomendamos: ¿ESPAÑA va hacia una DICTADURA? | SÁNCHEZ va por la PROPIEDAD PRIVADA y las LIBERTADES

Ad will display in 09 seconds

Biden ha sido duramente criticado por su actitud abortista, por los católicos en general y una de sus denunciantes es Lila Rose, fundadora y presidenta de Live Action, una organización provida estadounidense. 

“No puedes decir que eres un católico practicante y apoyar la matanza de niños en el útero. Hacerlo es atroz y despreciable. Y no puedes decir que ‘no sabías’ cuando tu fe, y la ley moral básica, te dicen alto y claro: ‘No matarás’”, escribió Rose.

Por su parte, el cardenal Raymond Burke dijo que Biden no debía recibir la comunión y que no era un católico “de buena reputación”.

“Esta no es una declaración política, no pretendo involucrarme en la recomendación de ningún candidato a un cargo, sino simplemente declarar que un católico no puede apoyar el aborto en ninguna forma porque es uno de los pecados más graves contra la vida humana, y siempre ha sido considerado como intrínsecamente malo y por lo tanto apoyar de alguna manera el acto es un pecado mortal”, recalcó el cardenal Burke.

Posteriormente, la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) aprobó una propuesta para redactar una declaración que posiblemente niegue la comunión a políticos de alto perfil pro-aborto.

José Hermosa – BLes.com