Redacción BLes- El viernes 20 de noviembre pasado en una conferencia de prensa en la Casa Blanca el presidente Trump anunció nuevas regulaciones para reducir el precio de los medicamentos para los estadounidenses y apuntó contra las grandes farmacéuticas por haber demorado la vacuna del virus PCCh en un intento de afectar su reelección.

“Pfizer y otros incluso decidieron no evaluar los resultados de su vacuna, es decir, no salir con una vacuna, hasta justo después de la elección”, dijo Trump.

El presidente dijo que las grandes farmacéuticas tenían todo listo para octubre pero decidieron postergarlo, según Breitbart.

“Así que esperaron y esperaron y esperaron, y pensaron que saldrían con ello unos días después de las elecciones, y probablemente habría tenido un impacto, quién sabe, tal vez no lo habría tenido”, dijo Trump. “Estoy seguro de que habrían encontrado votos en algún lugar… los demócratas”.

El pasado 13 de septiembre el presidente firmó una orden ejecutiva para terminar con la corrupta práctica de las farmacéuticas de inflar los precios de los medicamentos en los planes de salud pública de los estadounidenses.

A partir de dicha orden ejecutiva, su administración se movió para convertir en realidad tres regulaciones que anunció Trump este viernes:

  1. Los planes de salud pública (Medicaid o Medicare) pagarán los mismos precios que naciones favorecidas. Por ejemplo, actualmente los americanos pagan $540 dólares para la misma insulina que los mexicanos (México es una nación favorecida) pagan $17 dólares, debido a que las farmacéuticas inflan los precios en los planes de salud privados para venderlos más caros y en mayor cantidad en Medicare/Medicaid.
  2. Eliminar los “intermediarios” que se enriquecen quedándose con los descuentos de los medicamentos. Los intermediarios (middlemen) son agentes que se encargan de vender los medicamentos al por mayor pero que se quedan con el dinero de los descuentos en vez de aplicarlos al precio final que pagan los pacientes. El dinero de los descuentos irá al bolsillo de los pacientes ahora.
  3. Una tercera reforma anunciada por Trump pondrá fin a un controvertido programa llamado Iniciativa de Medicamentos No Aprobados, que permitía a las empresas eliminar del mercado a los rivales de los medicamentos genéricos, reportó el New York Post.

“Juntas, estas reformas ahorrarán a los pacientes estadounidenses muchos miles de millones de dólares cada año”, dijo el presidente. “Durante generaciones, el pueblo americano ha sido abusado por las grandes farmacéuticas y su ejército de abogados, grupos de presión y políticos comprados y pagados.”

Los cuatro años de Trump en la Casa Blanca se han caracterizado por sus políticas enfocadas en el bienestar de la gente, en la economía del país y enfatizando los valores judeo-cristianos de la nación, lo que le hizo ganar el corazón de la gente.

Ser políticamente incorrecto por otro lado, le ha costado la contra de las grandes corporaciones, los medios principales, Hollywood y los gigantes de Silicon Valley cuyo rol ha sido destruir la moralidad de la gente con la promoción del ateísmo, el materialismo, el constante lavado de cerebro con propaganda de izquierda, inundar el país de inmigración ilegal, arruinar la economía trasladando los trabajos a China, etc.

“Tuvimos a las Grandes Farmacéuticas en contra nuestra, a los medios de comunicación en contra nuestra, a los Grandes de la Tecnología en contra nuestra. Teníamos mucha deshonestidad en contra nuestra”, dijo Trump.

No obstante, existe abundante evidencia de que Trump ganó las elecciones presidenciales por un gran margen, lo que indica claramente que el pueblo americano volvió a elegir al hombre que llevará de nuevo a los Estados Unidos al camino de regreso a la tradición y la virtud.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com