El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, trabaja con el Senado y la Cámara de Representantes en un programa de ayuda “audaz y muy importante”, anunció el presidente de Estados Unidos, Donald Trump durante una conferencia de prensa. Luego de tardar en reaccionar, el inquilino de la Casa Blanca se vanaglorió de que este plan será inédito. “Creo que nunca antes vi algo igual”, sostuvo.

Mnuchin no reveló el monto del plan de ayuda, pero la prensa estadounidense maneja de fuentes del gobierno la cifra de 850.000 millones de dólares. El funcionario sin embargo mencionó algunas de las medidas que pretende promover la Casa Blanca: “Tenemos la intención de enviar cheques inmediatamente a los norteamericanos”, sostuvo, precisando que hablaba de un lapso de dos semanas, añadió. Una medida similar fue adoptada por el gobierno de George W. Bush durante la crisis hipotecaria de 2008.

Mnuchin insistió en la importancia de inyectar dinero al mercado para ayudar a familias y pequeñas empresas que ven afectados sus negocios por la caída de demanda. “También podemos garantizar préstamos a industrias cruciales como el transporte aéreo y la hostelería”, explicó el secretario del Tesoro. Mnuchin advirtió que la pandemia de coronavirus del PCCh (Partido Comunista Chino) puede ser incluso más devastadora para las aerolíneas que las consecuencias de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York.

El gobierno trabaja para que este proyecto que requiere aprobación legislativa sea adoptado “rápidamente” en el Senado, destacó Mnuchin. Mientras el Senado es controlado por el oficialismo republicano, la oposición demócrata maneja la Cámara de Representantes.

500.000 millones de dólares para el mercado monetario

Además de la ayuda del gobierno federal, la Reserva Federal de Nueva York, encargada de vigilar que los mercados dispongan de liquidez suficiente, anunció una nueva inyección masiva de 500.000 millones de dólares en el mercado monetario. Esta operación se agrega al calendario habitual y “tiene como objetivo asegurar que el monto de reservas siga amplio y ayudar a un funcionamiento sin trabas de los mercados financieros de corto plazo en dólares”, señaló el organismo en un comunicado.

Además, el banco central estadounidense anunció mecanismos para dar facilidades de crédito para apoyar a empresas y familias, en un esfuerzo para mitigar el impacto económico de la pandemia en Estados Unidos. Los sectores automotor e inmobiliario, así como las empresas serán beneficiarios de estas ayudas. El objetivo es minimizar dificultades de reembolso de créditos que profundizarían los daños económicos causados por el coronavirus del PCCh.

La pandemia de nuevo coronavirus del PCCh, que comenzó en China a fines de 2019 y que se extiende día a día en el mundo, obliga a los países a tomar medidas drásticas. En Estados Unidos como en otros sitios las aerolíneas dejan aviones en tierra, las escuelas y liceos cierran, así como bares y restaurantes. El propio Trump desaconsejó reuniones de más de 10 personas, y con ello es claro que toda la actividad económica se ve resentida.

Antecedentes y reacciones

El lunes por primera vez, el propio Trump reconoció que no puede descartarse que Estados Unidos entre en recesión. Muchos economistas consideran que la economía ya se contrae. Los anuncios de la Fed y la perspectiva de un plan de reactivación tranquilizaron al mercado. Al cierre, el índice principal de Wall Street, el Dow Jones Industrial Average, subió un fuerte 5,20% a 21.237,38 puntos, en tanto el tecnológico Nasdaq ganó 6,23% a 7.334,78 unidades, y el S&P 500 6,00% à 2.529,19.

El último plan de ayuda de este volumen se remonta a febrero de 2009, cuando el Gobierno del entonces recién asumido Barak Obama, que luchaba contra la crisis financiera originada en los créditos hipotecarios basura, anunció 787.000 millones de dólares en ayudas durante tres años para sostener el consumo y el sector inmobiliario. Ese plan estaba estructurado en un tercio de alivios fiscales y dos tercios de gasto público. Los republicanos recortaron los números argumentando el control del déficit fiscal.

Estos anuncios se suman a un plan de ayuda por 100.000 millones de dólares que pagará licencias médicas a trabajadores directamente afectados. Esta iniciativa aún requiere aprobación del Senado.

La pandemia ya se ha cobrado más de 7.000 vidas y ha infectado a más de 180.000 personas, según un balance de la AFP.

Fuente: DW

Te puede interesar: El Presidente Trump está ayudando a quienes desesperadamente necesitan ayuda

videoinfo__video2.bles.com||71ed0aae4__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.