Redacción BLes– En un video de Instagram de un tour  por el edificio del Capitolio de los Estados Unidos el viernes pasado, la representante demócrata de extrema izquierda Alexandra Ocasio-Cortez puso como ejemplo a la estatua de San Damián de Molokai, un sacerdote católico belga que murió en Hawái cuidando leprosos, como parte de la cultura de supremacía blanca y el patriarcado de los Estados Unidos, informó Breitbart

AOC escribió en su video: 

“Cuando hablamos de que el sexismo y el racismo son culturales, es decir, el agua en la que nadamos sin darnos cuenta, quiero mostrarles un ejemplo de la vida real”.
“Esta es la cripta del Capitolio de los Estados Unidos. En general, el Capitolio tiene estatuas por todas partes. Están por todas partes. Paso por al lado de ellas todos los días de camino al trabajo”.
“Millones de personas vienen aquí cada año para aprender sus historias y ver quiénes son celebrados como héroes en la historia de EE. UU.”
“¿Qué es lo que ves? ¿Qué es lo que no ves?”

Y cuando estaba grabando la estatua del padre Damián dijo:

“Incluso cuando seleccionamos figuras para contar las historias de los lugares colonizados, son los colonizadores y colonos los que cuentan sus historias, y prácticamente nadie más.”
“No es la Reina Lili’uokalani de Hawái, la única Reina de Hawái, que es inmortalizada y cuya historia se cuenta. Es el Padre Damián.”
“Esto no es para litigar cada una de las estatuas individuales, sino para señalar los patrones que han surgido entre la totalidad de ellas en lo que se nos enseña a endiosar en el Capitolio de nuestra nación: virtualmente todos los hombres, todos los blancos, y en su mayoría ambos. ¡Así es como luce el patriarcado y la cultura de la supremacía blanca!”

Un usuario, John Cage, ex periodista del DC Examiner, corrigió a la miembro del Escuadrón inmediatamente:

“@AOC llama a la estatua en el edificio del capitolio de EE. UU. del Padre Damián, un santo canonizado en la Iglesia Católica, parte de la “cultura de la supremacía blanca”. 

“El padre Damián murió de lepra después de pasar su vida sirviendo a otros que tenían la enfermedad.”

A lo que AOC respondió que el video fue cortado y sacado de contexto. Sin embargo, el Sr. Cage respondió diciendo que el contexto no cambiaba el hecho de que llamaba a un hombre amable que murió sirviendo a los demás, un supremacista blanco y le sugirió que se disculpara por su error, lo cual no hizo.

La reacción fue casi inmediata, y la mayoría de los comentarios criticaron a AOC por ser ignorante de quién era realmente el padre Damián, y el senador estadounidense Bill Cassidy calificó sus comentarios parte de la “cultura de la cancelación”, un movimiento progresista que está arrasando el mundo con el objetivo de “deconstruir” las tradiciones Occidentales sin importar su naturaleza.

Escribiendo para la Agencia Católica de Noticias, Matt Hadro dijo: “Cualquier hawaiano aquí que sea consciente de su historia -que es la mayoría de los hawaianos- defendería absolutamente, católico o no, el legado de Damián como un hombre que fue abrazado por el pueblo, y que es un héroe para nosotros por su amor al pueblo hawaiano. No lo juzgamos por el color de su piel. Lo juzgamos por el amor que tenía por nuestro pueblo.”

Otro usuario mostró una foto de Kamehameha I, un prominente rey negro de Hawái, también en el edificio del Capitolio, demostrando que AOC estaba equivocada.

Irónicamente, la representante Ocasio-Cortez es considerada por algunos progresistas como “el futuro de la Iglesia Católica”, como reportó anteriormente en Breitbart, a pesar de que AOC es una defensor del aborto y una socialista en ideas. 

La premisa de que las ideas progresistas y socialistas pueden liderar el futuro de la Iglesia ha sido impulsada desde hace algún tiempo por muchas organizaciones autoproclamadas “católicas” o “cristianas”. Sin embargo, el único propósito del socialismo y el progresismo es destruir cualquier valor moral que impide a los hombres cometer maldades, un objetivo completamente opuesto a la religión.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com