Redacción BLesLa Corte Suprema de Estados Unidos escuchará el caso de Mississippi que apela el bloqueo de dos tribunales federales contra su Ley de Edad Gestacional aprobada en 2018, en la que se prohíbe el aborto después de las 15 semanas, con dos excepciones.

Este caso implica la revisión del fallo Roe v. Wade que legalizó el aborto en el país, y que de acuerdo con la fiscal general de Mississippi, Lynn Fitch, era “atrozmente erróneo” y debía ser anulado, informó ABC del 20 de septiembre. 

Además declaró: “Según la Constitución, ¿puede un Estado prohibir los abortos electivos antes de la viabilidad? Sí”, pasando a continuación a exponer las razones que fundamentan su concepto. 

“¿Por qué? Porque no hay nada en el texto constitucional, la estructura, la historia o la tradición que apoye el derecho al aborto”, señaló Fitch

También argumentó que la decisión Roe v. Wade no es coherente con la exigencia de que “esta Corte actúe basada en principios neutrales”. La fecha fijada para la audiencia es el 1.° de diciembre. 

Por su parte, 228 de los 231 legisladores del GOP instaron al alto tribunal a mantener la prohibición del aborto en Mississippi después de las 15 semanas de embarazo, y anular la sentencia Roe v. Wade si fuera necesario, informó Bloomberg.

“El caso de Mississippi ofrece al tribunal la oportunidad de liberar su vicio en la política del aborto”, argumentaron los legisladores, representados por el grupo de defensa Americans United for Life.

“El Congreso y los estados han demostrado que están listos y son capaces de abordar el tema de manera que reflejen los diversos puntos de vista de los estadounidenses y se basen en la ciencia del desarrollo fetal y la salud materna”, señalaron.

Esta es la impugnación más importante que se presenta contra la decisión Roe v. Wade desde 1992, que fue establecida en 1973. 

La actuación de la Corte Suprema genera gran expectativa, dadas el significado que podría revestir para la protección de la vida de los bebés en gestación. 

“Si Roe cae, la mitad de los estados del país están preparados para prohibir el aborto por completo”, vaticinó Nancy Northup, presidenta del Centro para los Derechos Reproductivos, un grupo proaborto, de acuerdo con The Western Journal. 

De hecho, son más de la mitad de los estados, dado que desde el 2019, en Estados Unidos se han presentado más de 250 proyectos de ley provida en 41 de los 50 estados que buscan restringir o prohibir el aborto.

Asimismo, más de 400 leyes pro-vida han sido aprobadas por las legislaturas estatales desde el 2011.

Las influencias de las organizaciones provida que luchan contra la decisión Roe v. Wade fueron reavivadas en agosto, cuando el Tribunal Supremo rechazó una solicitud para detener la entrada en vigor de una ley antiaborto en Texas el 1.° de septiembre.

Esta ley prohíbe la mayoría de los abortos tras la detección de un latido fetal, generalmente en torno a las seis semanas de embarazo.

Por otro lado, los grupos provida argumentan que la ciencia ha avanzado desde las decisiones de 1973, comprobando  que los bebés no nacidos, pueden ser capaces de sentir dolor a partir de las 13 semanas de embarazo.

Más aún, en esta ocasión el desafío que se presenta para la permanencia del aborto a nivel nacional, se verá en la Corte Suprema bajo la nueva mayoría de jueces conservadores de 6-3.

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.