Redacción BLesLa Corte Suprema de los Estados Unidos aceptó revisar un importante caso del estado de Mississippi que busca prohibir el aborto después de las 15 semanas de gestación, cuyo fallo podría dar lugar a que otros estados republicanos provida busquen aplicar las mismas restricciones sobre la pecaminosa práctica.

Este lunes la Corte Suprema accedió a escuchar el caso Dobbs vs la Organización de Salud de la Mujer de Jackson, una ley de 2018 aprobada por la legislatura de Mississippi que prohíbe los abortos después de las 15 semanas, excepto cuando hay riesgos para la vida o la salud física de la madre, o anomalías fetales que causen la muerte del bebé.

La ley de Mississippi fue bloqueada por el Tribunal de Apelación del 5º Circuito cuyo argumento fue que la esta va en contra del fallo de Roe vs. Wade la cual permite que las mujeres aborten a sus hijos hasta las 20 semanas cuando se considera que el bebé puede sobrevivir fuera del útero materno.

El fiscal general de Mississippi, Lynn Flitch, como consecuencia apeló a la Corte Suprema.

“La petición pide a la Corte que aclare su jurisprudencia sobre el aborto para permitir a estados como el nuestro promulgar leyes que promuevan sus intereses legítimos de proteger la salud materna, salvaguardar a los bebés no nacidos y promover el respeto por la vida inocente y vulnerable”, dijo Fitch.

Y agregó: “Tenemos la esperanza de que la Corte acepte nuestro caso y permita a Mississippi defender la vida inocente como pretenden la legislatura y el pueblo de este gran estado”.

Es probable que la Corte revise el caso recién entre septiembre y noviembre de este año.

El argumento proaborto de la ‘viabilidad’

El eje central de este caso y de otras leyes provida que buscan desafiar a Roe vs. Wade es la ‘viabilidad’ del bebé para sobrevivir fuera del útero.

Actualmente, los estados provida solo pueden limitar los abortos pasadas las 20-24 semanas de gestación, que es considerado como el punto a partir del cual el bebé es ‘viable’.

Le recomendamos: El HOMBRE MÁS BUSCADO del MUNDO reveló que una RAZA ALIENÍGENA DOMINA EEUU

Ad will display in 09 seconds

Pero el entendimiento provida desafía este parámetro como un ‘criterio arbitrario’ para determinar cuándo los intereses del Estado son suficientes para regular e intervenir por el bien de la vida de los bebés no nacidos.

Denise Harle, consejera de Alliance Defending Freedom dijo: “Toda vida humana es valiosa, y la ley de Mississippi es un paso de sentido común para proteger a los niños no nacidos y a sus madres de los daños del aborto tardío. La ley protege la vida de un bebé que ya puede moverse y dar patadas en el vientre de su madre, un niño que tiene un latido, puede probar lo que su madre come y puede experimentar dolor”.

Y agregó: “Y la ley también protege a las mujeres, ya que los abortos tardíos son cada vez más peligrosos para la salud de la madre. Tanto las mujeres como sus hijos merecen una atención sanitaria real; por eso nos alegramos de que la Corte Suprema haya decidido ocuparse de este asunto.”

Grandes expectativas

Esta será la primera vez que la Corte revise un caso importante relacionado con las leyes estatales que restringen el aborto.

Además de Mississippi, los estados de Arizona, Alabama, Arkansas, Florida, Iowa, Kansas, Kentucky, Montana, New Hampshire, South Carolina y Wyoming, aprobaron leyes que van desde prohibir el aborto a partir del latido del corazón (apenas unas semanas de gestación), a leyes prohibiendo los abortos eugenésicos – aquellos bebés con síndrome de Down o malformaciones físicas.

Existen grandes expectativas debido a la mayoría de jueces conservadores y algunos públicamente provida como la Amy Coney Barrett de que la Corte Suprema falle a favor de esta ley provida que al sentar precedentes a nivel nacional podría significar un gran avance hacia la prohibición completa del aborto, o mínimamente una reducción significativa de esta práctica pecaminosa.

 Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.