Redacción BLes – La Corte Suprema de EE. UU. celebró el lunes (02/12/2019) una audiencia, que podría acabar impulsando la protección del derecho constitucional a las armas de fuego en todo el país.

La causa llegó al alto tribunal después de que la Asociación del Rifle y la Pistola de Nueva York (NYSRPA, por sus siglas en inglés) apelara repetidamente la decisión de la ciudad de Nueva York de prohibir a los propietarios de armas “transportarlas descargadas y en un contenedor cerrado” fuera de los límites de la ciudad.  

En este contexto, cabe destacar que los funcionarios de la ciudad, que defendieron la prohibición mientras escalaba los diferentes tribunales de apelaciones, cambiaron repentinamente de opinión cuando la petición llegó al Tribunal Supremo, hasta el punto que modificaron la legislación tanto municipal como estatal para permitir el transporte de armas fuera del estado.

También presentaron ante la corte una “sugerencia de eliminación” del caso, argumentando que se debía poner fin a la causa porque la “controversia” había terminado al concederse a los peticionarios lo que buscaban y, por ende, la ley “no merecía ser revisada”.

En esa linea, varios senadores demócratas se sumaron al esfuerzo por parar el caso y enviaron a la corte un escrito argumentando que se trataba de una cuestión ‘política’ ajena a los tribunales.

Además señalaron que estaban dispuestos a alentar a sus votantes e incluso a presionar a la misma Corte Suprema con el objetivo final de “reestructurarla” si no se detenía, describió Político.

El dictamen que lo podría cambiar todo

“La sencilla verdad es que el régimen draconiano de la Ciudad es contrario al derecho consagrado en la Segunda Enmienda, no tiene fundamento en el texto, la historia o la tradición, y simplemente rechaza cualquier forma significativa de escrutinio entre los medios y el fin”, denunció la NYSRPA en el informe legal de la Corte Suprema que, pese a los reclamos demócratas, consideró seguir adelante con el caso.

La decisión del tribunal, que se espera para junio, bien pudiera tener repercusiones importantes en todo el país, ya que podría otorgar el respaldo legal suficiente a los republicanos para luchar contra muchas de las cientos de leyes que se han promulgado contra las armas en los últimos años.

“Once años después de que la Corte declarara en su histórico fallo Heller que la Segunda Enmienda consagra un derecho individual a portar armas, los liberales todavía están en negación y necesitan un recordatorio judicial”, enfatizó el consejo editorial del Wall Street Journal, alertando de que “los estados y las ciudades han explotado la reticencia de la Corte a ingresar nuevamente a este campo de batalla”.

Derecho fundamental o privilegio

“La Ciudad todavía ve la posesión de armas de fuego como un privilegio y no un derecho fundamental y todavía está en el negocio de limitar el transporte y denegar licencias por una serie de razones discrecionales”, dijo a AP News el representante de la NYSRPA, Paul Clement.

“La única razón por la que se realizó el cambio es porque el Tribunal aceptó el caso para su revisión a principios de este año, y todos lo saben”, explicó Alan Gottlieb, creador de la Fundación de la Segunda Enmienda (SAF, por sus siglas en inglés).

Gottlieb comentó que espera que el Tribunal Supremo vea los motivos por los que intentaron borrar del mapa este caso incluso cambiando la ley. “Esa maniobra sugiere que la ciudad sabía todo el tiempo que su restricción no pasaría una inspección constitucional, por lo que cambió la ley esforzándose en evitar que una decisión judicial la derribara”, determinó.

“Estaremos atentos a este caso, de cerca”, añadió. “No se debe permitir que la ciudad de Nueva York, o cualquier otro organismo gubernamental sobre este asunto, pisoteen un derecho constitucional y luego cambien una ley en el último minuto para evitar ser penalizados por su demagogia”, concluyó.

“Este puede ser el caso que indica si el tribunal considera que la Segunda Enmienda es un derecho legítimo en el mismo nivel que la Primera Enmienda”, agregó Tom Gresham, portavoz sindicado y directivo del SAF.

[súmate a nuestro grupo “Latinos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: El momento preciso, el lugar preciso, la gente precisa

videoinfo__video2.bles.com||d7da7b8ab__

Ad will display in 09 seconds