Redacción BLes- El juez de la corte del circuito del condado de Dane, Frank Remington, determinó la prohibición sobre su distrito de cualquier política que aliente al personal docente a ocultar información o responder falsamente a cualquier pregunta que los padres hagan sobre su hijo en la escuela, incluida la información sobre el nombre y los pseudónimos que se utilizan para dirigirse a sus hijos en los establecimientos educativos.

En febrero, un grupo de padres de Wisconsin decidió realizar una demanda al Distrito Escolar de Madison, alegando que violó sus derechos como padres al apoyar la decisión de los estudiantes de cambiar nombres y pronombres de género si así lo desean y no compartirlo con sus progenitores.

Según reportó Fox News, la política denunciada por los padres permiten que los niños, de cualquier edad, cambien su identidad de género en la escuela sin aviso o consentimiento de los padres, e instruyen a los empleados del distrito a ocultar e incluso engañar a los padres sobre la identidad de género que su hijo o hija ha adoptado en la escuela. Estas políticas violan derechos parentales fundamentales reconocidos constitucionalmente.

Además la política establece que el distrito educativo se compromete a reafirmar la identidad de género autodesignada por cada estudiante, y que el distrito se esforzará por “interrumpir el sistema binario de género” con material didáctico que promueva la idea que todos tienen derecho a elegir su género.

El lineamiento político que aplicó el Distrito Escolar Metropolitano de Madison (MMSD) y que ahora ha sido prohibido por el juez Frank Remington, se emitió públicamente en Twitter en abril de 2018 y contiene información proporcionada por el grupo activista de derechos LGBTQ GLSEN.

Los padres que tuvieron la iniciativa de denunciar al establecimiento público en cuestión, se organizaron bajo el Instituto de Derecho y Libertad de Wisconsin (WILL).

El presidente y consejero general de WILL, Rick Esenberg, dijo: “Las escuelas de Madison han adoptado políticas que violan los derechos de los padres reconocidas constitucionalmente. Un distrito escolar público no debe ni puede tomar decisiones reservadas a los padres”.

Según expone WILL en su página oficial, los padres tienen derecho a tomar decisiones importantes sobre la atención médica en nombre de sus hijos. La transición a una identidad de género diferente es una intervención psicoterapéutica importante que requiere la notificación o el consentimiento de los padres. Existen múltiples opciones de tratamiento para la disforia de género, algunas de las cuales no implican la transición, por lo que los padres deben participar en el abordaje del asunto.

Aunque los representantes de WILL declararon, según Breit Bart, que el fallo no profundiza lo suficiente, el abogado adjunto Luke Berg dijo que la orden judicial “es una victoria importante para los derechos de los padres, ya que la corte considera este asunto”.

Andrés Vacca-BLes.com