Redacción BLes– Ciudadanos del estado de Oregon, EE. UU. se indignaron con las draconianas órdenes de la gobernadora demócrata, Kate Brown, sobre el encierro decretado para prevenir el virus PCCh (Partido Comunista de China).

Brown pidió a los habitantes delatar a los vecinos que no cumplieran con sus órdenes llamando a la policía. Las penas podrían llegar a 30 días de cárcel y 1.250 dólares de multa, informó Townhall del 23 de noviembre.

El límite de personas en cada casa debería ser de seis, y pertenecientes a máximo dos familias. 

Los republicanos denunciaron la orden por considerarla una violación “de nuestra privacidad, ya que la policía estatal y las agencias locales de aplicación de la ley están siendo ordenadas a investigar y acusar criminalmente a los oregonianos en base al número de personas que invitan a sus casas…”.

Y agregaron: “No podemos y no apoyaremos ningún intento de ninguna agencia policial de violar el espacio sagrado de ningún hogar oregoniano”, citó Townhall. 

 Asimismo, otros usuarios de las redes sociales expresaron sus protestas. 

“La gobernadora de Oregón advierte que los violadores del “encierro” por el coronavirus  podrían enfrentarse a la cárcel, fuertes multas”, escribió el consejero espiritual @LifeCoachHal.

Agregando: “¡Bienvenidos a la Alemania nazi, compatriotas americanos!”

Otro de los usuarios consideró la orden como draconiana y propia de un gobernante de las élites. 

“El bloqueo de las leyes draconianas continuará… los gobernantes de la élite desean… The Hill: El gobernador de Oregón advierte que los violadores del encierro’ por el coronavirus podrían enfrentarse a la cárcel, fuertes multas”, tuiteó @Deego16.

Por otro lado, para la usuaria @bambiesmiles esa orden de Brown no estaba bien. 

“Esto no está bien. ¡LEVÁNTATE! El gobernador de Oregón advierte que los violadores del encierro por el virus coronario podrían enfrentarse a la cárcel, fuertes multas”, consideró la usuaria @bambiesmiles.

Las disposiciones de esta gobernadora demócrata contrastan diametralmente con las recomendaciones de autocuidado de la gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem, quien  dió valor a celebrar en familia durante el importante Día de Acción de Gracias.

En vez de obligar a las familias a un encierro acudió a la responsabilidad personal en la prevención del virus PCCh y eso fue lo que recomendó a los ciudadanos.

“Algunos estados del país están imponiendo restricciones a las celebraciones del Día de Acción de Gracias. Algunos medios de comunicación incluso están mirando hacia adelante y planean cancelar la Navidad.”, tuiteó Noem.

“Seguiré animando a todos y cada uno de ustedes a ejercer la responsabilidad personal y tomar decisiones inteligentes”.

José Hermosa-BLes.com