Redacción BLes- Los acercamientos entre Estados Unidos y Groenlandia para buscar un acuerdo que permita un posicionamiento estratégico en la región y mantenga al margen los intereses del régimen chino del ártico se están concretando, de acuerdo con un nuevo informe emitido el jueves.

El Wall Street Journal reveló que varios funcionarios estadounidenses de alto nivel se reunieron el miércoles 28 de octubre con funcionarios del territorio autónomo de Dinamarca y están cercanos a firmar acuerdos sobre seguridad y cooperación diplomática, además de iniciativas de comercio e inversión.

Según detalló uno de los altos funcionarios estadounidenses, el asesor nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien, lideró una cumbre virtual junto a funcionarios de Dinamarca y Groenlandia para dialogar sobre el fortalecimiento de los lazos y la reducción del intento de China por afianzarse en la región.

Entre los acuerdos se detalla que EE. UU. ayudaría a Groenlandia a evaluar las inversiones extranjeras. Tal medida representa las determinaciones fiscales de la administración Trump para el 2020 para supervisar las inversiones extranjeras, así como las actividades militares de China en el Ártico.

El Pentágono informó el año pasado sobre el aumento de actividades de China en el Ártico, lo cual ha generado preocupación en los estados árticos frente al fortalecimiento de su alcance militar.

“La investigación civil podría respaldar una presencia militar china fortalecida en el Océano Ártico, lo que podría incluir el despliegue de submarinos en la región como elemento disuasorio de los ataques nucleares”, indicó el informe.

De acuerdo con el libro blanco publicado por el régimen chino en el 2018, la política de Beijing en la región del Ártico establece además la creación de una “Ruta de la Seda Polar”.

La presencia de Beijing en el Ártico apuntaría también a la extracción de minerales raros como el praseodimio, el itrio y el lantano. Estos se utilizan en láseres, imanes, semiconductores, vidrios especiales, cerámica y baterías nucleares.

De acuerdo a lo recogido por el New York Post, el régimen chino buscó acercamientos con el territorio autónomo de Dinamarca para lograr un acuerdo a través del cual esperaba construir tres aeropuertos como parte de su política de influencia en la isla, sin embargo el Pentágono habría frustrado tal medida en 2018.

De acuerdo con el Dr. Lawrence A. Franklin del Instituto Gatestone, China controla la mayoría de los materiales de tierras raras del mundo.

En ese sentido, el presidente Donald Trump dio a conocer el interés que tenía el gobierno estadounidense para comprar dicho territorio debido a su abundancia en recursos y estrategia geopolítica, según un informe del Wall Street Journal del 16 de agosto del 2019.

Actualmente Estados Unidos y Dinamarca cuentan con un tratado de defensa que tiene décadas de antigüedad mientras que EE. UU. cuenta con la base militar aérea de Thule ubicada al noreste de Groenlandia, la cual incluye un sistema de alerta temprana de misiles.

César Múnera-BLes.com