Redacción BLes– Luego de que el nadador transgénero, Lia Thomas, se hubiera jactado de vencer a las mujeres de varias competencias femeninas, cayó derrotado ante la mujer Iszac Henig, quien se halla en proceso de cambio hacia el género masculino

Los dos deportistas compitieron en la carrera de las 100 yardas libres femeninas, y Henig fue la ganadora con un tiempo de 49,57 segundos, arrasando también en las 400 yardas libres con relevo, de acuerdo con Daily Mail del 8 de enero.   

Thomas quedó en quinto lugar. Adicionalmente, Henig también rebasó a sus competidoras en las 50 yardas libres, imponiendo un tiempo de 22,76.

Tras su triunfal desempeño, Hening, de 20 años, se despojó de la parte superior de su traje de baño dejando al descubierto las dos enormes cicatrices en el pecho que delatan la extracción de sus senos, lo que causó sensación entre algunos espectadores. 

“No estaba preparado para esto. Todo está desordenado. No puedo entender esto. La Asociación Nacional Atlética Colegial (NCAA) tiene que hacer algo. Tienen que poner la ciencia en la decisión y el debate”, exclamó un padre sorprendido cuyo hijo estudia en la Universidad de Pensilvania. 

Otro de los asistentes llamó la atención expresando: “Un hombre acaba de aplastar al equipo femenino”.

Henig, procedente de Palo Alto (California), retrasó los tratamientos hormonales en su transición de mujer a hombre, para terminar su carrera en el equipo femenino de Yale.

“Como estudiante de atletismo, salir del armario como hombre trans me puso en una posición extraña. Podía empezar a tomar hormonas para alinearme más conmigo misma, o esperar, hacer la transición social y seguir compitiendo en un equipo de natación femenino. Me decidí por lo segundo”, escribió en un artículo de opinión.

Por su parte, Thomas había ganado dos carreras antes de ser aplastada en otras dos por Henig, meses después de destrozar los récords femeninos compitiendo solo entre mujeres. 

Se reveló como transgénero en 2019 y, según las normas de la NCAA, pudo cambiar del equipo masculino al femenino tras tomar un año de supresores de testosterona.

Cuando Thomas causó disconformidad al vencer a las nadadoras mujeres y jactarse de esa ‘hazaña’, una funcionaria de trayectoria del organismo que rige la natación olímpica, Cynthia Millen, renunció en protesta por la disparidad competitiva.

Millen consideró que Thomas estaba “destruyendo la natación femenina”. Por eso manifestó que “ya no podía participar en un deporte que permite a los hombres biológicos competir contra las mujeres”.

“El hecho es que la natación es un deporte en el que los cuerpos compiten contra los cuerpos. Las identidades no compiten contra las identidades”, manifestó Millen en “Tucker Carlson Tonight”, según informó Fox News.

No obstante, aunque el tema se fue haciendo cada vez más candente, los medios progresistas lo mantienen en silencio.

“Con una historia [de escándalo] como esta, están recibiendo mucha presión de los activistas [de género] para que no hablen de ello en absoluto porque es tan obvio [que]… en otras circunstancias, esto se vería como una estafa”, dijo Natasha Chart, activista y crítica de la ideología de género

Y agregó:  “es algo de lo que casi no se puede hablar sin hacer obvia la verdad de que ponen a un hombre en una competencia de mujeres”, según Breitbart.

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.