Redacción BLes– Grupos de izquierda actualmente estarían planeando llevar a cabo de manera secreta un plan para movilizarse frente a lo que sería un “apocalipsis político” lleno de violencia en caso de que el candidato demócrata, Joe Biden no logre una victoria sobre el presidente Donald Trump en las próximas elecciones de noviembre.

Según detalló The Daily Beast, la coalición de grupos progresistas liderada por la organización Fight Back Table se reunió la semana pasada por la plataforma Zoom con el ánimo de planificar un eventual escenario en caso de que las elecciones no llegasen a un resultado claro.

Como indica el medio antes mencionado, durante el otoño del año pasado, la Flight Back Table habría planificado una reunión a menor escala para discutir cuáles serían las medidas postelectorales a tomar, aunque finalmente el encuentro se vio aplazado debido a la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista chino) o COVID-19.

Durante el encuentro en el que se habría reunido por primera vez la coalición de más de 50 organizaciones izquierdistas, los participantes abordaron la cuestión de qué puede hacer funcionalmente el ecosistema político progresista ante una serie de escenarios electorales, según el medio antes citado.

En ese sentido habrían hablado sobre conformar un brazo de comunicaciones multiestatal para luchar en contra de lo que denominan como ‘desinformación’, un programa de capacitación para implementar la desobediencia civil no violenta y los fundamentos para llevar a cabo “disturbios públicos masivos”.

También habrían revisado un informe sobre el Proyecto de Integridad de Transición (TIP por sus siglas en inglés), una iniciativa bipartidista que se formó en el 2019, la cual se tomó el tiempo de analizar los varios escenarios de la temporada electoral, anunciando el potencial caos y corrupción que se avecinaba.

Frente a los resultado de las elecciones, la coalición podría tomar una página del informe electoral de “juegos de guerra” del TIP, el cual insta a Biden a presionar a los estados occidentales, a saber, California y Oregón, a “separarse de la Unión” a menos que sus potenciales demandas de reformas – abolir el Colegio Electoral, dividir California en cinco estados y la estadidad para Puerto Rico y D.C. – sean satisfechas, según The Daily Beast.

Una fuente familiarizada con el Centro Nervioso de Defensa de la Democracia, como fue denominada la coalición de grupos progresistas, habló sobre las operaciones a implementar y dijo que debían procurar mantener el desorden y hacer que la sociedad cierre durante semanas.

Por otro lado, los legisladores del Partido Demócrata estarían preocupados ante las consecuencias que pueden desatar las declaraciones del presidente Donald Trump, quien ha apuntado a que el voto por correo, promovido principalmente por los demócratas, podría representar un potencial peligro para la democracia, alegando posibles fraudes.

Trump sugirió el miércoles que los partidarios de dicha modalidad deberían intentar votar dos veces, por correo y en persona, para probar la capacidad de los sistemas electorales para detectar el fraude, provocando una protesta de los funcionarios estatales que advirtieron que emitir más de un voto es ilegal, informó The Hill.

César Múnera-BLes.com