Demostrando que la izquierda no siempre le cree a las mujeres, la Fiscalía del demócrata David Soares decidió no procesar al ex gobernador Andrew Cuomo por acosar sexualmente a sus empleadas.

La Fiscalía del distrito de Albany, del Estado de Nueva York, decidió finalmente no procesar al ex gobernador demócrata Andrew Cuomo por las múltiples denuncia presentadas por abuso sexual, que lo llevaron a renunciar a su cargo el pasado 23 de agosto del 2021.

Múltiples funcionarias del gobierno denunciaron al por entonces líder del Partido Demócrata en la Costa Este, y uno de los políticos más importantes del país, por tocarlas inapropiadamente y amenazarlas con despedirlas si no se dejaban dar besos.

“Aunque muchos tienen una opinión sobre las alegaciones contra el antiguo gobernador, la oficina del fiscal del distrito de Albany es la única que tiene la carga de probar que se ha cometido un crimen más allá de una duda razonable”, dijo en un comunicado el fiscal del distrito de Albany, David Soares.

Soares señaló que la denuncia presentada se considera “creíble”, pero que tras revisar todas las pruebas disponibles, se concluyó que el caso no podría ser probado en un juicio. “Por lo tanto, hemos notificado al tribunal que no procesaremos el caso y solicitamos que los cargos presentados por la Oficina del Sherif de Albany sean desestimados”, concluyó.

En agosto, la Fiscal General de Nueva York, Letitia James, instruida por el mismo Cuomo a investigarlo, elaboró un informe donde determinó que el gobernador había acosado sexualmente a 11 mujeres de su entorno laboral. Cuomo creía que la funcionaria del gobierno lo exonaría, pero terminó sepultando su carrera, y renunció pocos días después.

Pero Soares se negó a entrevistar a las presuntas víctimas, y decidió directamente cerrar el caso. Otros dos fiscales, del condado de Westchester y del condado de Nassau, también se han negado a procesar algunos de los casos que sucedieron en sus jurisdicciones.

La primera acusación la realizó Britanny Commisso, una secretaria de la oficina del gobernador, quien aseguró que Cuomo le “manoseó” el pecho en noviembre de 2020 cuando estaban trabajando en una reunión por el Covid, además de un “patrón de comportamiento inapropiado que comenzó con comentarios insinuantes que desembocaron en fuertes abrazos e intentos de besos en la boca”.

A principios del 2021, Cuomo era el principal candidato para ser el próximo Fiscal General de la Casa Blanca, pero los primeros rumores de su comportamiento ilegal lo dejaron fuera del cargo. Poco tiempo después, estalló el escándalo y lo que era una “teoría conspirativa” pasó a ser la causa principal de su renuncia.

Sin embargo, Cuomo logró esquivar los graves cargos presentados en su contra, probablemente luego de llegar a un acuerdo con el ala política de los demócratas que ahora controla el Estado, para alejarse de la política a cambio de no ir preso.

Fuente: Derechadiario.com.ar

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.