Redacción BLesEl Foro Global de Internet para Combatir el Terrorismo (GIFCT, por la sigla en inglés) creada en 2017 para perseguir a los terroristas de Estado Islámico, Al Qaeda y los talibanes, ahora incluirá a grupos de derecha como Proud Boys en sus pesquisas por la Internet.

El GIFCT, fundado por Facebook, Microsoft, Twitter y YouTube se había centrado en censurar vídeos e imágenes de los grupos terroristas incluidos en una lista de las Naciones Unidas, pero ahora su criterio se amplía a personas como las que ingresaron el 6 de enero al Capitolio, informó Reuters el 26 de julio. 

Además, vinculó a más de una docena de plataformas para contrarrestar, supuestamente,  la propagación de contenido terrorista y extremista violento en línea.

Entre otras empresas, son miembros del GIFCT: Reddit, Snapchat, propietaria de Snap, Instagram, propiedad de Facebook, Verizon Media, LinkedIn, de Microsoft, y el servicio de intercambio de archivos Dropbox, sigue extendiéndose. 

En sus archivos contiene las huellas digitales de vídeos e imágenes de grupos sancionados por el Consejo de Seguridad de la ONU, e información sobre algunos atentados internacionales. 

Por su parte, Reuters publica: “La cuestión del extremismo nacional, incluida la supremacía blanca y los grupos de milicianos, adquirió una urgencia renovada tras los disturbios mortales del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos”.

Llama la atención esta nota dado que durante el ingreso al Capitolio la única persona que murió fue una veterana del ejército, Ashli Babbitt, seguidora de Trump, baleada por un agente del capitolio. 

A pesar de que se apresaron a unas 500 personas, ninguna de ellas ha sido condenada por asonada o insurrección, es más, la mayoría espera tras ocho meses a que se les conceda el derecho a un juicio justo, y a tratamientos humanitarios en sus celdas.  

Le recomendamos: ¿Ciberpandemia? PLANES PERVERSOS de los globalistas del Foro Económico Mundial

Ad will display in 09 seconds

De hecho, antes de que el GIFCT incluyera a los participantes de la incursión en el Capitolio del 6 de enero, principalmente seguidores del expresidente, Donald Trump, el FBI ya los perseguía, al parecer, ilegalmente. 

En este sentido, documentos desclasificados del Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) revelaron que el FBI ha tomado minuciosamente datos de los estadounidenses, obtenidos ilegalmente por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).

Esta información sería utilizada para construir casos contra los partidarios del expresidente, Donald Trump, y contra otros supuestos conservadores, es decir opositores ideológicos de los demócratas, de acuerdo con Big League Politics del 27 de abril.  

Pero fue la manifestación del 6 de enero en el Capitolio la que presentó la excusa adecuada para liberar contra los seguidores de Trump la persecución política, con el nombre de terrorismo doméstico, y aplicarles una polémica ley que los demócratas estaban preparando desde el año anterior.

Por otro lado, ni el FBI ni el GIFTC han mencionado que entre sus objetivos no se encuentren como terroristas domésticos miembros del grupo marxista  Black Lives Matter, que estuvo involucrado en al menos el 91% de los disturbios violentos que estallaron en todo Estados Unidos en 2020. 

Además, esos disturbios causaron aproximadamente 2.000 millones de dólares en daños materiales en ciudades de todo Estados Unidos, convirtiéndose en el siniestro más extendido en la historia de los Estados Unidos.

José Hermosa – BLes.com

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.