Redacción BLes– En medio del actual escándalo de corrupción en el extranjero que compromete al exvicepresidente de EE. UU. Joe Biden y su hijo Hunter; Tony Bobulinsky, antiguo socio comercial de Hunter, también espera entregar dispositivos electrónicos en los que hay detalles sobre los registros de sus vínculos comerciales en el extranjero con la familia Biden.

Durante una conferencia de prensa celebrada el jueves, Bobulinsky aseguró que su propósito era “dejar las cosas claras sobre la participación de la familia Biden, el vicepresidente Biden, su hermano Jim Biden y su hijo Hunter Biden en los tratos con los chinos”.

Las declaraciones de Bobulinsky se suman a las preocupaciones sobre corrupción en relación con la posición que estaba usando Joe Biden como exvicepresidente durante la administración de Barack Obama para enriquecer a su familia.

Según lo informado por Townhall, el exsocio de Hunter fue la fuente que confirmó la legitimidad de un nuevo correo que detalla la “lista de contactos nacionales clave” para el desarrollo de una empresa conjunta que involucra a Jim y a Hunter con la empresa china CEFC China Energy Co.

Bobulinsky, quien espera entregar los dispositivos con la información de los tratos comerciales entre la familia Biden y sus socios chinos al FBI, dijo haber sido contratado por Hunter Biden y James Gilliar, para figurar como el CEO de Sinohawk Holdings, una empresa que describió como “una asociación entre los chinos que operan a través de CEFC / Chairman Ye y la familia Biden”

Entre las acusaciones que el informante hizo contra la familia Biden, se detalla que Hunter buscó hacer uso de la entidad corporativa que fue establecida en asociación con la compañía energética china como “una alcancía personal”.

También dijo que Joe Biden tenía conocimiento directo de los tratos comerciales y que la familia Biden estaba “paranoica” con el hecho de querer ocultar todo rastro sobre la participación del exvicepresidente en los cuestionables negocios con empresas chinas, de acuerdo con The Blaze.

La información revelada en dicho correo no guarda relación con los correos filtrados por el New York Post que fueron obtenidos de una computadora personal de Hunter la cual fue olvidada en un taller de reparación de Delaware en abril del 2019.

Respecto a las afirmaciones de Biden, que declaró que las acusaciones son falsas mientras explicaba que nunca había hablado con su hijo sobre negocios en el extranjero, Bobulinsky lo contradijo asegurando que sus declaraciones se podían corroborar en “correos electrónicos, chats de Whats App, acuerdos, documentos y otras pruebas”.

Según dio a conocer el informante, en una conversación que sostuvo con otro de los implicados, este le dijo que de hacer pública tal información los enterraría a todos, incluyendo a los Biden.

“No tengo ningún deseo de enterrar a nadie, nunca he sido político. Las pocas contribuciones que he hecho han sido para los demócratas. Pero lo que soy es un patriota y un veterano. Para proteger mi apellido y mi reputación comercial, necesito asegurar que los hechos verdaderos estén ahí”, dijo Bobulinsky, de acuerdo a lo informado por The Blaze.

Respecto a su participación en la empresa Sinohawk Holdings, Bobulinsky detalló que fue a finales del 2015 cuando James Gilliar se acercó a él para proponerle que hicieran parte de la entidad para formar el acuerdo con la CEFC China Energy Co., y “lo que él llamó una de las familias más prominentes de los Estados Unidos”.

El acuerdo apuntaba con la compañía energética china involucraba “invertir en infraestructura, bienes raíces y tecnología en Estados Unidos y en todo el mundo” y se terminó convirtiendo en el CEO después de que se enteró que a partir de una inversión de capital inicial de $ 10 millones, “crecería a miles de millones de dólares en capital de inversión”.

“Entre febrero y mayo de 2017, intercambiamos numerosos correos electrónicos, documentos y mensajes de Whats App relacionados con Sinohawk y su negocio potencial”.

Como indica The Blaze, Bobulinsky afirmó que luego de que le presentaran a Joe Biden en 2017 discutieron los planes comerciales de la empresa con la entidad china de los cuales Biden era “claramente familiar al menos en un alto nivel”, según expresó el informante.

Según explicó, en varias ocasiones tuvo en claro la necesidad de ocultar la participación de Joe Biden en la empresa, o por lo menos no informarlo por escrito, sino “únicamente cara a cara”, agregando que Hunter y Jim estaban paranoicos con mantener en secreto la participación del entonces vicepresidente Biden.

Bobulinsky habría entrado en disgusto con los Biden luego de que Hunter buscó la manera de obtener $ 5 millones para él y su familia del pago de la empresa, a lo que él se habría opuesto y Hunter utilizara como argumento el poder que tenía para determinar el flujo de ganancias de la empresa.

“Durante estas negociaciones, les repetí a Hunter y a otros que Sinohawk no podía ser la alcancía personal de Hunter”, señaló el informante.

Hunter Biden se mostró muy en desacuerdo cuando su entonces socio le pidió que se implementaran “procedimientos adecuados de gobierno corporativo” para evitar que retirara fondos de Sinohawk, según The Blaze.

Bobulinsky espera reunirse con los miembros del comité de Asuntos Gubernamentales y Seguridad Nacional del Senado este viernes para discutir todo el asunto y entregar los dispositivos al FBI.

César Múnera-BLes.com