Redacción BLes- El exdirector de la CIA, John Brennan, reconoció haber desestimado las observaciones de dos superiores que cuestionaron la investigación sobre la injerencia del gobierno ruso en las elecciones del 2016 en EE. UU.

Brennan, quien ejerció el cargo de director de la CIA durante la administración de Barack Obama confesó en sus memorias publicadas el martes que se produjo un conflicto interno tras las observaciones que hicieron los dos expertos sobre la calidad de la investigación de la trama rusa en 2016, según el New York Times.

Brennan no estuvo de acuerdo con la recomendación de dos altos funcionarios a principios de 2017 que querían anular la conclusión de los analistas sobre la supuesta interferencia electoral de Rusia en 2016 a favor de Trump, indica el informe.

El documento agrega que “luego de que un equipo de más de una docena de analistas de la agencia hiciera su evaluación preliminar inicial, dos oficiales superiores expresaron su preocupación [a Brennan]”.

Por su parte, el exdirector de la CIA argumentó que había estado revisando nueva información de inteligencia sobre la injerencia rusa desde el verano del 2016 y que estaba empapado del tema, asegurando que la calidad de las fuentes justificaban la alta confianza y que la anulación de los dos oficiales no tenían que ver con razones políticas.

Según indicó Brennan en una entrevista aún no emitida de C-SPAN, [los oficiales] “se acercaron y me hablaron al respecto y los escuché porque quería asegurarme de entender exactamente cuáles eran sus preocupaciones (…) Y los animé a hablar con los autores de la evaluación y determinar si el juicio debería mantenerse en un nivel de confianza alto o medio”.

Brennan admitió que la CIA finalmente dio la aprobación de la evaluación de los analistas sobre los motivos de Putin, desestimando la opinión de los dos funcionarios de la agencia de inteligencia que estaban en desacuerdo con la confiabilidad del informe.

Según informó el Daily Caller, una evaluación de la Comunidad de Inteligencia publicada en enero del 2017, reveló que tanto la CIA como el FBI tenían un alto nivel de confianza en la idea de que el gobierno ruso y Putin había dirigido actividades electorales para ayudar a Trump.

Cabe recordar que la investigación iniciada por el ex fiscal especial Robert Mueller no estableció ninguna conspiración entre el gobierno ruso y la campaña presidencial de Donald Trump, mientras que el informe elaborado por el Inspector General del Departamento de Justicia, Michael Horowitz, concluyó a fines de 2019 la existencia de 17 errores y omisiones “básicos y fundamentales” en el La investigación del FBI sobre Obama.

Por su parte varios congresistas republicanos han puesto en duda las evaluaciones sobre la injerencia del gobierno ruso en las elecciones del 2016 con el fin de ayudar a Trump, señalando otro informe de inteligencia el cual señala que rusia no esperaba que Trump ganara las elecciones a la presidencia.

En una carta que envió el director de Inteligencia Nacional, Jhon Ratcliffe al presidente del Comité Judicial del Senado, Lindsey Graham a finales de septiembre se informó que en el verano del 2016 el expresidente Barack Obama recibió información no verificada de un análisis de inteligencia ruso que la entonces candidata demócrata, Hillary Clinton, aprobó una campaña para vincular al candidato Donald Trump con el gobierno ruso.

De acuerdo con el Washington Examiner, la información se dio a conocer a tan sólo unas horas de que se llevara a cabo el primer debate entre el presidente Trump y el candidato demócrata Joe Biden, justo un día antes de que el exdirector del FBI, James Comey, testificara ante el comité de Graham.

Comey, citado por el presidente de Seguridad Nacional del Senado, Ron Johnson, se negó a hablar sobre la reveladora carta del director de Inteligencia Nacional Ratcliffe sobre el informe no verificado, asegurando que si bien la había leído, tuvo “problemas para entenderla”.

Respecto a la misiva que fue dada a conocer por Graham, el vicepresidente del Comité de Inteligencia del Senado, Mark Warner, expresó: Es muy perturbador para mí que 35 días antes de una elección, un director de la inteligencia nacional publique rumores rusos no verificados”.

César Múnera-BLes.com