Redacción BLes- Datos del Buró de Estadísticas Laborales de EE. UU. del mes de septiembre muestran que los estados manejados por demócratas tienen un mayor desempleo que aquellos administrados por republicanos, reportó Daily Caller.

La tabla del Buró muestra que los primeros 9 estados con mayor desempleo están administrados por demócratas. Estos son:

Hawái: 15.1%
Nevada: 12.6%
California: 11.0%
Rhode Island: 10.5%
Illinois: 10.2%
Nueva York: 9.7%
Massachusetts: 9.6%
Nuevo México: 9.4%
Distrito de Columbia: 8.7%

Excepto Massachusetts, los demás estados mencionados arriba son trifectas, término que hace referencia a cuando un mismo partido controla el poder legislativo (congreso y senado) y el ejecutivo, en este caso, el demócrata.

Mientras que el promedio nacional de desempleo en septiembre ronda en 7.9% los estados controlados por demócratas tienen un promedio del 9.0%. En contraste los estados manejados por los republicanos tienen un promedio del 6.2% menor al nacional.

A medida que los Estados Unidos intenta reactivar su economía luego del daño causado por la pandemia del virus PCCh, las cifras traen alguna esperanza bajo la actual administración. Desde abril cuando el desempleo tocó un techo de casi el 15% a nivel nacional, el porcentaje ha declinado ligera pero establemente.

La diferencia entre la cantidad de desempleados en estados manejados por demócratas versus republicanos quizás responde al enfoque diferente que cada partido tiende a tomar.

Mientras los demócratas han persistido en mantener cerradas las escuelas, los bares y en reducir la circulación de la gente, los republicanos se han mostrado más optimistas a salir nuevamente, abrir las escuelas, los bares, las iglesias, intentando volver a la normalidad gradualmente.

Si la pregunta es cuál es el enfoque más adecuado, no parece haber una respuesta que abarque todos los escenarios. Pero sí se puede decir que las restricciones impuestas de manera obligatoria bajo el concepto de emergencia sanitaria no son bienvenidas por todos.

Recientemente dos cortes estatales dictaminaron que las medidas de cuarentena de sus gobernadores eran inconstitucionales. 

El primer caso fue el de Pensilvania donde un grupo de dueños de negocios demandaron al gobernador Wolf por las restricciones que impuso en el estado y el juez falló a su favor.

“La Constitución no puede aceptar el concepto de una ‘nueva normalidad’ en la que las libertades básicas de la gente puedan subordinarse a medidas de mitigación de emergencia de una duración indefinida”, escribió el juez, y además agregó que “la autoridad del gobierno no es ilimitada”.

El segundo caso fue en el estado de Michigan, donde la corte suprema estatal también declaró inconstitucional la ley usada por la gobernadora Gretchen Whitmer para mantener las medidas de cuarentena indefinidamente. A pesar del fallo, la gobernadora usó su poder ejecutivo para extender las medidas varias semanas más hasta poder apelar la decisión de la corte.

Por otro lado, una economista de la Universidad Brown de Rhode Island publicó un estudio donde afirma que las escuelas no son lugares donde el virus se propaga masivamente como muchos medios y sindicatos afirmaron previamente.

El estudio dice que entre 1000 niños, solo 1.3 de ellos se contagió del virus PCCh.

Según las estadísticas del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades Contagiosas de EE. UU. el 94% de las víctimas fatales del virus PCCh en el país, tenían más de 65 años y condiciones prexistentes, lo cual se puede interpretar como que para las personas menores de 65 años saludables el virus no es más mortal que una gripe de estación, al menos en los Estados Unidos.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com