Fue la mano derecha de Bin Laden por más de una década y luego tomó su lugar cuando fue abatido en 2011. Lo asesinaron con un ataque con drones, cuando salía de una casa en Kabul, Afganistán.

El Pentágono confirmó este lunes que en un ataque con drones llevado a cabo por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) este sábado en Afganistán, se eliminó a Ayman al-Zawahiri, el egipcio que lideraba Al-Qaeda desde la muerte de Osama Bin Laden en 2011.

El presidente Joe Biden estaba listo para anunciar la noticia este lunes, pero por circunstancias no reveladas, se pospuso la conferencia de prensa y la noticia se filtró a la prensa, siendo confirmada por el Pentágono más tarde. Biden habló a última hora del lunes, aislado ya que sigue con Covid, en un mensaje sin periodistas.

El ataque sorprendió a todos, dado que Estados Unidos había anunciado el cese de actividades militares en Afganistán. Sin embargo, parece que la inteligencia norteamericana sigue operando en el país dominado por los Talibanes, ya que el ataque fue realizado en plena capital, Kabul.

La pérdida de Al-Zawahiri debería ser el punto de quiebre de la organización terrorista responsable del ataque a las Torres Gemelas. El líder terrorista egipcio venía de una familia adinerada de El Cairo, y escaló en las filas del grupo terrorista Al-Jihad, que asesinó al presidente Anwar Sadat en 1981.

Tras un paso por Pakistán, ofició como la mano derecha de Bin Laden desde 1998 a 2011 en Al-Qaeda, para luego sucederlo como el líder de la agrupación terrorista sunita. En 2001, bajo el cargo de “emir adjunto” fue una pieza clave en la organización del ataque a las Torres Gemelas, encargándose principalmente de la estrategia para llevar a los yihadistas a Estados Unidos.

Durante los 20 años de guerra en Afganistán, luego de la tragedia del 11 de septiembre, Estados Unidos persiguió a Al-Qaeda en todo el mundo, obligando a los líderes a la clandestinidad. El propio Al-Zawahiri permaneció por años escondido sin dar señales de vida.

El teniente general Mark Milley, Jefe del Estado Mayor Conjunto, dijo a AP que Al-Qaeda se estaba tratando de reconstituir en Afganistán desde la salida de las tropas estadounidenses del país, y que por eso se autorizó una misión de reconocimiento y luego, de eliminación.

La casa en la que se encontraba Al-Zawahiri cuando fue asesinado era propiedad de un alto asesor del líder talibán Sirajuddin Haqqani, y supuestamente estaba visitando a sus familiares que residen allí. Normalmente, el líder terrorista vive en las montañas del interior del país.

Según los reportes, un equipo terrestre de la CIA confirmaron su presencia en Kabul, y luego del ataque, este mismo equipo identificó el cuerpo sin vida de Al-Zawahiri. La planificación de la operación comenzó hace seis meses.

Actualmente Joe Biden ostenta una de las peores imágenes presidenciales de la historia de Estados Unidos, con solo 1 de cada 3 norteamericanos aprobando su gestión, por lo que muchos creen que esta operación fue sancionada con el objetivo de subir la imagen del mandatario antes de las elecciones de noviembre.

Muchos recordarán cuando Obama asesinó a Bin Laden el 2 de mayo del 2011, lo cual le dio un importante impulso en las encuestas y facilitó su victoria en noviembre de ese mismo año contra el republicano Mitt Romney.

Trump también tuvo su momento de gloria, cuando abatió al líder de ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi, el 27 de octubre del 2019, aunque fue lejos de cualquier ciclo electoral y es imposible determinar cuánto apoyo le generó la medida.

La población estadounidense mantiene un fuerte enojo con el presidente Biden por el monumental fracaso en la evacuación de tropas de Afganistán durante agosto del año pasado, a 11 días del 20° aniversario del ataque a las Torres Gemelas.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.