Redacción BLes – El precio del petróleo trepó el domingo (6 de marzo) al nivel más elevado en 13 años, mientras que la administración Biden discutía sobre si iba a prohibir su importación desde Rusia, en represalia por los ataques en Ucrania. 

Ante el temor de que la escasez, los mercados reaccionaron rápidamente y del crudo Brent tocó casi 140 dólares por barril durante la noche del domingo. 

Los precios alcanzaron su nivel más alto desde 2008, el West Texas Intermediate se negociaba a 119 dólares después de superar brevemente los $130 el domingo por la noche, y el valor de referencia internacional a 123 dólares.

El gobierno de Biden está analizando prohibir las importaciones de petróleo proveniente de Rusia sin mediar la posibilidad con los aliados europeos, acorde a lo que indican algunas  fuentes idóneas, según Bloomberg. 

Respecto de esto, según indicó The Hill, la presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi dijo el domingo en una carta a sus colegas:

“Nuestro proyecto de ley prohibiría la importación de petróleo y productos energéticos rusos a Estados Unidos, revocaría las relaciones comerciales normales con Rusia y Bielorrusia y daría el primer paso para negar el acceso de Rusia a la Organización Mundial del Comercio”. 

Junto al aumento del precio del petróleo, trepó también el valor de la gasolina en Estados Unidos, llegando a un precio promedio nacional de un poco más de $4 el galón, casi a un centavo del máximo histórico alcanzado en 2008 ($4.11 por galón).

“Las interrupciones del suministro están empeorando debido a que los comerciantes de petróleo, los armadores, los gobiernos, los puertos y los trabajadores portuarios no quieren tocar nada relacionado con Rusia”, dijo a Fox Business el presidente de Lipow Oil Associates, Andy Lipow en referencia a las consecuencias que está trayendo la escalada del conflicto Rusia Ucrania. 

Según Lipow, la manera que tiene el gobierno de contrarrestar la subida es “suspender el impuesto especial federal de 18 centavos por galón sobre la gasolina y el impuesto especial federal de 24 centavos por galón sobre el combustible diesel”.

Entre tanto, el analista de acciones energéticas de CFRA Research, Stewart Glickman, aseguró que “Si EE. UU. y las naciones occidentales se unen y realmente sancionan los volúmenes de petróleo y gas de Rusia, entonces creo que estamos ante máximos históricos, lo que significaría superar los 150 dólares el barril”.

Vanesa Catanzaro – BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.