Redacción BLesEl grupo de investigación independiente Project Veritas publicó las graves denuncias de una enfermera federal de EE. UU., de acuerdo con la cual las autoridades no están informando los efectos adversos de la vacuna Covid, sino que tratan de ocultarlos. 

Así lo declaró la enfermera del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por la sigla en inglés), Jodi O’Malley, que trabaja en el Phoenix Indian Medical Center (Arizona), en un video viral publicado el 20 de septiembre. 

O’Malley grabó a varios colegas del HHS discutiendo sus preocupaciones sobre las reacciones dañinas que se presentaban en su trabajo en el hospital. 

En este sentido, la Dra. Maria Gonzales, médica de urgencias expresó: “El problema aquí es que no están haciendo los estudios. A la gente que tuvo [Covid] y a la gente que ha sido vacunada no le están haciendo ninguna prueba de anticuerpos”.

Luego, el video registra el intercambio entre O’Malley y Gonzalez sobre un paciente vacunado que luego presentó síntomas de miocarditis.

Dr. Gonzales: “Pero ahora, ellos [el gobierno] no van a culpar a la vacuna”.

O’Malley: “Bueno, y sabes qué, pero él tiene la obligación de informar eso, ¿no es así? Ocurrió bien, ¿qué es?, ¿sesenta días después si ve algo?”

Dr. Gonzales: “Tienen que hacerlo”.

O’Malley: “¿Pero cuántos informan?”

Dr. Gonzales: “No están informando”.

O’Malley: “¡Claro!”

Dr. Gonzales: “Porque quieren meterlo debajo de la alfombra”.

En un diálogo posterior, O’Malley explica al fundador de Project Veritas, James O’Keefe, que ella misma vio docenas de casos de reacciones adversas a las vacunas que no fueron informados. 

“Por lo tanto, la responsabilidad de todo el mundo es recoger esos datos y reportarlos. Si no recopilamos datos [de la vacuna Covid] y los comunicamos, ¿cómo vamos a decir que es segura y que su uso está aprobado?”, cuestionó O’Malley. 

En este contexto, el Dr. Dale McGee, Médico de Urgencias, del HHS aclaró: “No es que no se haya hecho [el informe]. Es que no se ha publicado, por eso”.

A lo que la Dra. Gonzalez replicó: “Probablemente no se ha hecho porque el gobierno no quiere demostrar que la maldita vacuna [Covid] está llena de [expletivo]”.

Sobre este tema, la enfermera titulada del HHS, Deanna Paris, dijo a O’Malley: “Es una vergüenza que [el gobierno] no trate a la gente [con Covid] como se supone que lo haga, como debería. Creo que quieren que la gente muera”.

Para O’Malley es más importante denunciar la corrupción que temer las represalias de los poderes fácticos:

“¿Qué le dirías a la gente que está en una posición en la que puede hacer algo?”, preguntó O’Keefe a O’Malley. 

“Digo que tenemos que hacer algo. Ahora mismo, lo que está asolando este país es el espíritu del miedo”, respondió O’Malley.

Y agregó: “Esto es maldad al más alto nivel. Usted tiene la FDA, usted tiene el CDC, que se supone que son para protegernos, pero están bajo el gobierno, y todo lo que hemos hecho hasta ahora no es científico”.

Finalmente dijo: “Al fin y al cabo, se trata de tu salud, y nunca puedes recuperarla, y de tu libertad, y de vivir en una sociedad pacífica, y yo digo: ‘no’. No. Esta es la colina en la que moriré”.

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.