Redacción BLes- En una entrevista con el New York Post, el secretario de estado Mike Pompeo, dijo que las actividades que lleva a cabo el consulado chino en Nueva York se parecen más a un centro de espionaje que a algo diplomático. 

Pompeo dijo: “Se dedican a actividades en las que cruzan la línea de la diplomacia normal a la clase de cosas que serían más parecidas a lo que hacen los espías”.

El lunes 21 de septiembre pasado un policía de la ciudad de Nueva York fue acusado de actuar ilegalmente como agente de un gobierno extranjero, así como de fraude electrónico, declaraciones falsas y obstrucción de un procedimiento oficial.

El agente de policía de la comisaría 111 de Queens fue identificado como Baimadajie Angwang, de etnia tibetana, y era manejado por un funcionario del consulado chino en Manhattan. Una de sus tareas era reunir información sobre potenciales oponentes al gobierno chino, incluyendo miembros de “minorías religiosas y étnicas”.

Pompeo confirmó que hay más casos como el de Angwang y que es probable que se arreste a más agentes chinos y a los “diplomáticos” que ayudaron a dirigirlos y a reclutarlos. Dijo que la red de espionaje en Nueva York tiene su sede en el consulado chino.

En julio de este año, el FBI cerró el consulado chino en Houston, luego de descubrir a dos agentes militares de allí que estaban llevando a cabo una extensa operación de robo de propiedad intelectual de compañías estadounidenses. 

“Lo cerramos porque estaban involucrados en espionaje y ese es un término legal. No es sólo un término de novela de espías. Es un análisis basado en datos y hechos que dice: ‘No, esto es espionaje, es ilegal, y por lo tanto, vamos a enviarlos de vuelta'”, explicó Pompeo sobre el cierre del consulado.

El secretario Pompeo ha sido consistente en sus esfuerzos para generar consciencia sobre la amenaza que representa el régimen chino para los Estados Unidos. La semana pasada visitó la legislatura estatal de Wisconsin y habló sobre cómo los funcionarios consulares usan su posición para intentar manipular a los funcionarios nacionales y estatales para realzar la imagen del régimen, es decir, repetir la propaganda del PCCh.

Durante su discurso, Pompeo citó el ejemplo del senador Roth de Wisconsin quien recibió un correo electrónico de Wu Ting una persona del consulado chino de Chicago. “El correo electrónico incluía un borrador de una resolución que ella le pidió al Senador que pasara – en esta cámara – elogiando la respuesta de China al coronavirus,” explicó el secretario.

Inicialmente el senador pensó que era una broma, pero nuevamente recibió un segundo correo de la misma persona y esta vez le contestó “Una locura”.

Pompeo relató otra de las tácticas que usan los agentes chinos para extender su represión al suelo americano.

El secretario recordó: “En 2017, un senador del estado de California propuso un proyecto de ley que se limitaba a expresar el apoyo a los practicantes de Falun Gong en América y en China. Era una resolución oratoria; era una resolución retórica. Esta gente con la que él habló había sufrido tanto bajo la represión del Partido Comunista Chino sobre la libertad religiosa como cualquier otro”. 

Los funcionarios del consulado en San Francisco amenazaron al senador diciendo que la resolución dañaría profundamente las relaciones entre California y China pues heriría el sentimiento del pueblo chino. Desafortunadamente el senador cedió ante la presión y la resolución nunca fue presentada.

Pompeo también habló de otra instancia en la que Wu Ting nuevamente envió una carta a un congresista de Wisconsin en la que decía: “Nos oponemos firmemente a la discriminación racial y la xenofobia contra la comunidad china local y a la estigmatización de China y del pueblo chino por este virus”. 

El secretario disparó “Quieren que creas que el justificado enojo de América contra el PCCh por su manejo del coronavirus tiene algo que ver con la raza. No es así. Tiene todo que ver con los ciudadanos que ya no están con nosotros, los niños que no pueden volver a la escuela, y los trabajos que se han perdido.”

El discurso terminó con palabras de aliento por parte del secretario de estado, quien aseguró a todos que enfrentar al PCCh no es una cuestión partidaria. “Cada uno de nosotros – cada uno de nosotros como funcionarios públicos nunca debe ser complacientes o cómplices en la campaña del PCCh para fracturar la sociedad americana y silenciar las voces americanas,” dijo Pompeo.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com