Redacción BLes- Kevin KIng, el funcionario de mayor rango al servicio del alcalde demócrata de San Petersburgo, Florida, EE. UU, Rick Kriseman, buscó activistas políticos para que interfirieran con un evento del gobernador Ron DeSantis que se realizaba en la ciudad, según Fox News del 30 de septiembre. 

King, envió mensajes a la expresidenta del Partido Demócrata del Condado de Pinellas,  Susan McGrath, haciendo la solicitud y ampliando detalles, que pretendía que permanecieran en secreto, a través de Facebook.

“El gobernador aparentemente viene a St. Pete alrededor del mediodía, a Birchwood, para causar problemas si tiene ganas de reunir un grupo en secreto”, propuso King a McGrath, según Tampa Bay Times. 

“Me vendrían bien algunos carteles de ‘Usar Tapabocas’”, agregó King.

Los carteles que deberían traer los manifestantes ilustran justamente la oposición de los demócratas a la iniciativa del gobernador de California, Ron DeSantis, quien busca abrir por completo las actividades en el estado de Florida.

Por su parte el alcalde Kriseman se refirió a las actividades de indisciplina de su segundo en el mando, King, diciendo que lo había aconsejado para que no volviera a actuar de esa manera. También eludió la responsabilidad de la alcaldía en ese caso.

Para el pastor progresista de la Iglesia Metodista Unida de Allendale, el reverendo Andy Oliver, esta controvertida actuación de King, no solo no pasó inadvertida, sino que le enfureció.

“Quiero señalar la hipocresía de la administración que quiere que los restaurantes de Beach Drive estén fuera de los límites de las protestas, a menos que dicha protesta involucre a un gobernador republicano”, escribió Oliver, según Tampa Bay Times. 

Oliver también tomó imágenes de las solicitudes de King y las envió a Kriseman, al jefe de policía de San Petersburgo Anthony Holloway y a los ocho miembros del Consejo Municipal, al día siguiente de que King las publicara por la red social. 

Asimismo, Oliver explicó a qué aludía al hablar de la hipocresía de la alcaldía.

“Cuando vi que la administración estaba tratando de promover que la gente saliera y protestara contra el gobernador DeSantis y menos de 24 horas antes se había pronunciado contra una protesta de jóvenes por las vidas de los negros, la descarada hipocresía fue repugnante”, explicó Oliver.

King tiene un voluminoso historial de atropellos contra los afroamericanos sin techo en la ciudad de San Petersburgo, y denuncias por asalto sexual. 

Se le acusa de contaminar las aguas que utiliza la comunidad negra al verter mil millones de galones de aguas residuales en ellas. También por sus brutales tácticas de represión, incluidas las llamadas “masacres de los sábados por la mañana”, en las que hacía arrestar masivamente a las personas sin hogar.

José Hermosa-BLes.com