Redacción BLes- Varios congresistas del Partido Demócrata en el Senado de los Estados Unidos están valiéndose de la actual situación del virus del PCCh (Partido Comunista chino) o mejor conocido como nuevo coronavirus, para retrasar la confirmación de la nominada jueza Amy Coney Barret al Tribunal Supremo.

Como indica Breitbart News, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer (D-NY), anunció el viernes que el plan de los republicanos para dar inicio a las audiencias de confirmación de la jueza no son realistas dada la actual situación del presidente Trump. Los legisladores Richard Blumenthal (D-CT) y Dianne Feinstein (D-CA) respaldaron la idea.

“La infección del presidente, la primera dama y un asistente cercano requiere que la Casa Blanca lleve a cabo de inmediato un régimen de rastreo de contactos que siga las pautas de los CDC, así como pruebas exhaustivas y aislamiento para aquellos que estuvieron expuestos al riesgo de infección”, expresó Schumer a través de un comunicado.

“Eso incluye a la Juez Amy Coney Barrett y a cualquiera con quien haya estado en contacto. También debe incluir a la gente del Senado con la que estos individuos tuvieron contacto, y sus contactos”.

La hoy nominada a la Corte Suprema previamente había dado positivo al virus del PCCh pero su proceso de recuperación fue exitoso y una reciente prueba a la que se sometió dio negativo, según informes.

Según indicó el Washington Examiner, tanto Schumer como Feinstein, instaron al presidente del Comité Judicial del Senado, Lindsey Graham a postergar las audiencias y reprogramarlas debido al virus PCCh, una acción que buscaría retrasar la confirmación de Barrett al Tribunal Supremo.

Schumer y Feinstein también se basaron en el reciente diagnóstico de contagio del senador Mike Lee, quien también hace parte del Comité Judicial, para retrasar las audiencias de confirmación.

“Es prematuro que el presidente Graham se comprometa con un calendario de audiencias cuando no conocemos el alcance total de la posible exposición derivada de la infección del presidente y antes de que la Casa Blanca ponga en marcha un plan de rastreo de contactos para prevenir una mayor propagación de la enfermedad”, señalaron los demócratas en un comunicado de prensa.

Por su parte Blumenthal expresó el viernes durante una sesión informativa que no estaba de acuerdo en que se continuará con la nominación a la vacante de la Corte Suprema de Justicia, de acuerdo con Law.co.

El senador demócrata expresó que el Senado debería tomar una decisión respecto a cómo llevar a cabo las audiencias del comité y otros procedimientos.

En cuanto al proceso de confirmación de Barrett, el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConell indicó el viernes temprano que esperaba que Barret fuera aprobada por el comité el 22 de octubre, aunque afirmó que la fecha para la votación por el pleno del Senado aún estaba por confirmar. 

La vacante dejada por la fallecida jueza Ruth Bader Ginsburg y la nominación de la aspirante conservadora Barret, se ha convertido en un tema de confrontación entre republicanos y demócratas, estos últimos han amenazado con expandir la Corte Suprema y ampliar el número de jueces que la integran para presionar a los republicanos.

César Múnera-BLes.com