Redacción BLes – El secretario de Defensa Jim Mattis aprobó una solicitud de Seguridad Nacional para que se envíen más tropas estadounidenses a la frontera sur, en medio de las preocupaciones y la controversia sobre la caravana de inmigrantes ilegales que se aproxima a los Estados Unidos a través de México.

Después de recibir una solicitud de asistencia del secretario de seguridad nacional, el secretario de defensa aprobó proporcionar más efectivos a la misión a lo largo de la frontera suroeste. Esta asistencia es adicional al soporte previamente autorizado para la misión de Soporte de Guardian de Operación de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP por sus siglas en inglés), anunció Defensa en un comunicado.

“El departamento proporcionará apoyo de defensa a las autoridades civiles con asistencia de planificación, apoyo de ingeniería (barreras temporales, barricadas y cercas), apoyo de aviación de ala fija y rotatoria para mover al personal de CBP”, explica Defensa en el comunicado.

Este refuerzo se produce justo después de que el presidente Donald Trump se refiriera a esta situación como una emergencia nacional en la frontera. 

“Brandon Judd, del Consejo Nacional de la Patrulla Fronteriza, tiene razón cuando dice en @foxandfriends que las leyes inspiradas por los demócratas hacen que sea difícil para nosotros detener a la gente en la frontera. DEBE SER CAMBIADO, pero estoy sacando a los militares para esta Emergencia Nacional. ¡Serán detenidos!

Defensa también ha confirmado que enviarán equipos médicos, así como medios para el transporte pacientes, instalaciones de comando y control, alojamiento temporal y equipo de protección personal para el personal de CBP.

El comunicado no especifica el número de efectivos, si bien funcionarios del Pentágono han confirmado al medio Fox News que como mínimo serán 800 tropas. 

El Pentágono continúa trabajando en los detalles, se espera una planificación para el fin de semana, dijeron funcionarios de Fox al respecto.

Ya hay alrededor de 2.000 soldados de la Guardia Nacional que asisten en la frontera y los planificadores del Pentágono quieren las fuerzas adicionales sobre el terreno para el martes, una semana antes de las elecciones de mitad de período.

La caravana de migrantes continúa su viaje hacia el norte desde el sur de México, pero aún se encuentra aproximadamente a 1.600 kilómetros y semanas de distancia de la frontera sur.