Redacción BLes– El pasado sábado, el representante republicano John Curtis, dijo a Breitbart News que los legisladores demócratas de la Cámara de Representantes no votaron sobre un proyecto de ley por el cual se sancionaría a los líderes del Partido Comunista chino que silenciaron a médicos chinos que intentaron alertar de la amenaza del virus PCCh o nuevo coronavirus.

“Necesitamos ser bipartidistas mientras tratamos con China. Los demócratas han optado por no unirse a nosotros … tenemos este grupo de trabajo de China, y no se unirán a nosotros en eso, y es uno de los problemas más importantes que enfrenta el país en este momento”.

El proyecto ley que el representante impulsa en la Cámara conocido como Ley de responsabilidad de salud pública mundial de Li Wenliang (李文亮) autoriza sanciones con respecto a la ocultación o distorsión deliberada de información sobre emergencias de salud pública de interés internacional

Este se fundamenta en el caso del médico oftalmólogo Li Wenliang, quien desde el mes de diciembre del año pasado trató de advertir a sus demás colegas médicos sobre un virus que se parecía al SARS. Curtis dijo que el especialista fue obligado por la policía local a firmar una declaración diciendo que estaba equivocado.

Según el sitio web del congresista, “El Buró de Seguridad Pública de Wuhan detuvo, interrogó y obligó al Dr. Li Wenliang a firmar una carta confesando que hizo “comentarios falsos” que “perturbaron gravemente el orden social”, dijo el congresista.

“Tres semanas después, en realidad murió del virus COVID. Si hubiéramos comenzado con esto tres semanas antes, lo que su advertencia nos hubiera permitido hacer, habríamos reducido drásticamente la cantidad de infecciones en todo el mundo”, expresó el congresista.

Curtis por otro lado se refirió a un estudio publicado en marzo el cual indica que las autoridades del régimen chino habrían tenido en posesión la información necesaria para actuar a tiempo y reducir el número de casos por contagio hasta en un 95 por ciento en todo el mundo.

El proyecto de ley impulsado por el congresista también tendría por objetivo sancionar a cualquier régimen que suprima información sobre una pandemia en el futuro.

Según dijo Curtis, el Grupo de Trabajo de China junto con el que impulsó el proyecto de ley se encontraba haciendo revisiones y los resultados esperan ser entregados la próxima semana. 

“Creo que el pueblo estadounidense estará impresionado y un poco preocupado por lo que nos espera. Recordemos que no es con el pueblo chino con quien tenemos un problema. Es el liderazgo chino. Tenemos una gran relación con el pueblo chino, y personalmente disfruto de la cultura china”, dijo Curtis.

El pasado mes de mayo los representantes Jim Banks (R., Ind.), Un miembro de la Fuerza de Tarea de la Cámara de Representantes de China, Lance Gooden (R., Texas) y Dan Crenshaw enviaron una carta dirigida al Departamento de Estado pidiendo sancionar a varios funcionarios chinos por sus esfuerzos en ocultar información sobre el coronavirus.

Del mismo modo, la carta enviada por los congresistas que apuntó a sancionar a 10 funcionarios del régimen chino también pidió castigar a quienes estarían comprometidos en el encarcelamiento de los que intentaron proporcionar información al mundo.

Acorde a lo informado por The Washington Free Beacon el impulso de las sanciones se respaldó en la Ley Magnitsky que permite al gobierno de los Estados Unidos castigar a los abusadores de los derechos humanos a nivel mundial.

  En relación a la actual propuesta para sancionar a los funcionarios chinos implicados en el encubrimiento del coronavirus, Curtis aseveró diciendo que “el gobierno comunista chino claramente ha dado un mal giro a los derechos humanos”.

“Mira lo que está sucediendo en Hong Kong y la libertad y suprime todo lo que valoramos aquí en los Estados Unidos. América, esta es nuestra ventana, nuestro tiempo para corregir esa relación. Cuanto más lo dejemos ir por mal camino, más difícil será corregirlo”, agregó el legislador, según Breitbart News.

César Múnera-BLes.com