Redacción BLes- Un hombre de Singapur luego de confesar su culpabilidad, fue sentenciado el pasado viernes 2 de octubre, a 14 meses de prisión por espiar información militar y política valiosa en los Estados Unidos y enviarla al régimen chino.

Tal como informó el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, un hombre de ciudadanía singapurense llamado Jun Wei Yeo, mejor conocido como Dickson Yeo, fue sentenciado el viernes a 14 meses de prisión. Yeo se declaró culpable el 24 de julio de 2020 de actuar dentro de los Estados Unidos como agente ilegal del régimen chino.

Según informó el Secretario de Justicia Auxiliar, John C. Demers, Yeo habría operado siguiendo órdenes directas del régimen chino, reclutando ciudadanos estadounidenses para que proporcionaran información que luego transmitía a las autoridades del PCCh.

“Yeo ocultó su afiliación al PCCh a sus reclutas y, en contra de la ley, al gobierno de los Estados Unidos. Esta conducta criminal es parte de los esfuerzos de la República Popular China para explotar la apertura de la sociedad estadounidense mediante el uso de agentes que pueden parecer inocuos, pero que actúan según las tareas de un gobierno extranjero para obtener acceso e información”, aseguró el Secretario Demers.

James A. Dawson, director a cargo de la oficina local del FBI en Washington dijo: “La advertencia del FBI no es nueva, pero el mensaje merece repetirse: el gobierno comunista chino está trabajando para obtener información y acceso por todos los medios, incluido el reclutamiento de personas con sede en Estados Unidos para que proporcionen información clasificada y/o confidencial”.

Alan Kohler, subdirector de la División de Contrainteligencia del FBI, informó que Jun Wei Yeo utilizó varias plataformas de redes sociales para reclutar estadounidenses con acceso a información gubernamental confidencial. Utilizando tácticas engañosas, identificó sus vulnerabilidades como la insatisfacción con dificultades laborales o financieras, y ofreció dinero a cambio de información e informes escritos. Yeo les dijo a estas personas que los informes eran para clientes en Asia, sin revelar que de hecho estaban destinados al gobierno chino

Según los informes del Departamento de Justicia, Jun Wei Yeo, se había declarado culpable en julio del cargo de actuar dentro de los Estados Unidos como agente ilegal de una potencia extranjera y estaba esperando su sentencia que ayer se confirmó será de 14 meses de prisión efectiva.

El caso de Jun Wei Yeo no es una situación aislada, hace tiempo que la administración Trump viene denunciando sobre el accionar constante del régimen comunista chino de robar información valiosa de los Estados Unidos para provecho propio.

En septiembre, el Departamento de Justicia anunció cargos por piratería informática global contra cinco ciudadanos chinos y dos malasios. Los siete imputados fueron acusados por intrusión informática contra más de 100 empresas estadounidenses y extranjeras. Los dos malasios ya fueron arrestados, mientras que los 5 chinos se encuentran aún prófugos en China.

En julio, según informó AP News, el Departamento de Justicia ya había acusado a otros piratas informáticos chinos de trabajar con el régimen comunista, para interferir las empresas que desarrollan vacunas contra el virus del PCCh y robar valiosa información, lo que implicaba miles de millones de dólares en propiedad intelectual y secretos comerciales de empresas de todo el mundo.

Todas estas acusaciones e investigaciones forman parte de la decisión y el esfuerzo de la administración Trump para denunciar los delitos cibernéticos cometidos principalmente por ciudadanos chinos, para beneficiar al régimen comunista chino, transfiriendo valiosa información de todo tipo.

Andrés Vacca-BLes.com