Cinco fetos fueron encontrados en la casa de una activista antiaborto en Washington D.C., evento que causa asombro y no está claro para las autoridades.

El Departamento de Policía Metropolitana encontró cinco fetos en la casa de una activista antiaborto.

Según el comunicado policial, los oficiales acudieron el miércoles por la tarde a la vivienda de Lauren Handy, ubicada en Capitol Hill, para investigar sobre la presencia de un “posible material de riesgo biológico”.

La activista antiaborto de 28 años, esperó sentada afuera del domicilio mientras los agentes sacaban hieleras y se negó a comentar sobre lo que había dentro, pero dijo a un reportero de WUSA9 que “la gente se asustará cuando se entere”.

Al parecer, los fetos hallados fueron abortados de acuerdo a la legislación de Washington, sin embargo, no está claro cómo llegaron a la casa de la activista, dijeron funcionarios de la Policía. Actualmente, se está llevando una investigación sobre el caso.

Mientras que Handy, fundadora del grupo provida Mercy Missions, es una de los nueve activistas acusados por delitos federales contra los derechos civiles y de violar la Ley de Libertad de Acceso a las Entradas de las Clínicas (FACE), después de que bloquearan las puertas de dos centros de salud reproductiva usando sus “cuerpos, muebles, cadenas y cuerdas”, en 2020.

Sucedió que la activista antiaborto llamó a la clínica fingiendo ser un paciente y programando una cita. Una vez allí, el 22 de octubre de 2020, cuando un trabajador abrió la puerta otro de los activistas identificado como Jonathan Darnel inició una transmisión en vivo en Facebook.

Mientras, el resto de los sospechosos irrumpieron en el lugar para bloquear los ingresos. Cinco de ellos incluso se encadenaron en sillas para impedir el paso al área de tratamiento.

De ser declarados culpables, cada uno ​​enfrenta hasta 11 años de prisión y una multa de hasta 350.000 dólares.

Fuente: Miami Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.