Redacción BLes – El presidente estadounidense Donald Trump arremetió el jueves contra la oposición demócrata en el medio del juicio político que se desarrolla en su contra en el Congreso. “Fui elegido para ‘drenar el pantano’ ¡y eso es lo que estoy haciendo!”, apuntó al respecto.

El miércoles se celebraron las audiencias del Comité de Justicia de la Cámara de Representantes, luego de que el proceso de destitución se iniciara en el Comité de Inteligencia bajo el liderazgo del controvertido representante por California, Adam Schiff.

Ambos comités y la propia Cámara Baja cuentan con mayoría demócrata.

Sin embargo, hasta ahora, la oposición no ha podido presentar pruebas, evidencias o testigos que corroboren su denuncia de que el presidente Trump ejerció un quid pro quo (dar una cosa a cambio de otra) con su homólogo ucraniano Volodímir Zelenski, para que este investigue un caso de corrupción que involucra al hijo de su eventual competidor en las elecciones presidenciales del año que viene, el demócrata Joe Biden.

De hecho, en la primera audiencia del comité presidido por el demócrata Jerry Nadler, no se presentaron eventuales testigos de los hechos sino que se convocaron a cuatro académicos para que den su punto de vista sobre el juicio político.

Antes de los testimonios, Doug Collins, el miembro republicano de mayor rango en el Comité Judicial de la Cámara, ya había adelantado: “Hay indicios de que nuestro comité NUNCA escuchará a testigos de los hechos”.

“Los ‘no hacen nada’ demócratas tuvieron un día históricamente malo ayer en la Cámara [de Representantes]”, apuntó al respecto el jueves el presidente Trump.

“No tienen ningún caso de acusación y están degradando a nuestro país. Pero nada les importa, se han vuelto locos”, continúo el mandatario en un hilo publicado en su cuenta de Twitter.

Desconcierto en la oposición demócrata

Ciertamente, el intento de destitución del presidente Trump no va muy bien para los demócratas. Además de que no se han presentado testigos y pruebas que demuestren el supuesto quid pro quo entre Trump y Zelenski, las encuestas vienen revelando el poco interés del público estadounidense sobre el proceso de destitución.

Aún más, los propios votantes de los distritos históricamente demócratas también se han manifestado en contra del juicio político, exigiendo que se le ponga fin a esta investigación al presidente Trump y pidiendo que se utilicen los recursos para temas más importantes para la nación.

Con este panorama parece poco probable que la Cámara de Representantes pueda votar sobre el juicio político antes de Navidad, porque de hecho, a pesar de que la oposición demócrata tiene mayoría en la Cámara Baja, varios congresistas del partido no están convencidos de alinearse bajo una misma dirección.

Es por eso que ante escenario desfavorable para los demócratas, según viene trascendiendo en los medios, la última palabra la tiene la presidente de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

“Los demócratas de la Cámara de Representantes están entrando en pánico”, destacó al respecto la periodista Cristina Laila en un artículo publicado en el sitio de noticias políticas The Gateway Pundit.

“Pelosi simplemente no tiene los votos en este momento para seguir adelante con un voto de destitución total”, añadió.

Por otro lado, el proceso de destitución experimentó un ‘efecto boomerang’ contra los demócratas al exponer cómo el exvicepresidente de Barack Obama, Joe Biden, presionó al entonces presidente de Ucrania Petró Poroshenko para que cierre una causa judicial que investigaba un megacaso de corrupción que involucraba a su hijo, Hunter Biden.

En ese sentido, analistas y políticos pronostican que si el caso llega al Senado, que cuenta con mayoría republicana, se podría destapar un gran caso de corrupción que involucraría a líderes demócratas y otras personas reconocidas vinculadas al denominado ‘Estado profundo‘, una extensa red de funcionarios y políticos que operan en las sombras bajo oscuros intereses.

En ese marco, el presidente Trump apuntó: “Les digo que si van a impugnarme, háganlo ahora, rápido, para que podamos tener un juicio justo en el Senado, y para que nuestro país pueda volver a los negocios”.

“Haremos que Schiff, los Biden, Pelosi y muchos más testifiquen, y revelaremos, por primera vez, cuán corrupto es realmente nuestro sistema”, indicó el mandatario, rematando: “Fui elegido para ‘drenar el pantano’, ¡y eso es lo que estoy haciendo!”.

[súmate a nuestro grupo “Hispanos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: ¿Quién es Q? El plan para destruir EE. UU. en 16 años

videoinfo__video2.bles.com||99ca5d0cd__

Ad will display in 09 seconds
Temas: