Redacción BLes– El fiscal general William Barr respondió ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes de EE. UU. las preguntas sobre la actuación de la Administración Trump en los disturbios que ocurren en Portland, Oregon, y afirmó la legalidad de proteger los bienes federales.

Durante horas el fiscal Barr fue asediado, el 28 de julio, por el interrogatorio al que respondió con la propiedad que corresponde a su investidura, y planteó ante los demócratas la situación clave que requirió el envío de agentes federales tras el asedio de los manifestantes al juzgado federal de Portland, al que continuamente intentan destruir, según The Western Journal. 

No obstante, Barr mencionó al Palacio de Justicia de los Estados Unidos, E. Barrett Prettyman, sede del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Columbia, usándolo como ejemplo del Tribunal Mark O. Hatfield en Portland, que es el que tratan de incendiar los izquierdistas de Antifa y otros.

“Si alguien bajara por la calle hasta el juzgado de Prettyman, ese hermoso juzgado que tenemos al pie de la colina, y empezara a romper ventanas y a disparar fuegos artificiales industriales para iniciar un incendio, tirar globos con combustibles e iniciar incendios en el juzgado, ¿estaría bien?”, preguntó Barr a su audiencia en el Comité Judicial, acertando en la razón por la cual los agentes federales fueron enviados a proteger el Tribunal de Portland.

“Los U.S. Marshals [agentes federales de seguridad] tienen el deber de detener eso y defender el juzgado, y eso es lo que estamos haciendo en Portland”, explicó Barr luego de responder por sí mismo que no a la pregunta anterior.

Gran parte del debate gira alrededor de las protestas y las razones por las que la administración Trump envió agentes federales a controlar la situación de orden público, desbordada en violencia y destrucción contra las personas y las propiedades del estado dado el ataque de los manifestantes y la inacción de las  autoridades locales para protegerlos.

“Por muy locos y sin sentido que parezcan a veces los demócratas, no hay nadie en un cargo electo que intente levantarse y explicar a los votantes americanos por qué está bien que el proletariado de Portland ataque continuamente e intente destruir un juzgado federal pagado con dólares de los contribuyentes americanos, obligándolo a estar protegido por agentes federales pagados también con dólares de los contribuyentes”, argumentó el periodista Joe Saunders de The Western Journal. 

Los manifestantes y los demócratas critican la intervención de los agentes federales, quienes asisten en cumplimiento de su deber. La misma presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-California), calificó de “tropa de asalto” a los agentes federales, a lo que también aludió Barr.

Barr señaló como “irresponsable” por parte de Pelosi el tratar de “tropa de asalto” a quienes asistieron a aplicar la ley federal en Portland y a controlar los disturbios. Indicó que los comentarios de Pelosi podrían poner en peligro a los oficiales, de acuerdo con Político.

La sesión del Comité Judicial de la Cámara de Representantes fue presidida por el representante demócrata Jerrold Nadler de Nueva York, quien tiene una trayectoria de enfrentamientos personales y profesionales con el presidente estadounidense Donald Trump.

José Hermosa-BLes.com