Redacción BLesSegún los nuevos materiales de capacitación y selección de personal que se filtraron recientemente, se puede notar claramente como la multimillonaria firma Walt Disney Company está promoviendo entre sus empleados la teoría crítica de la raza y la idea de que los Estados Unidos están fundados sobre preceptos racistas y homofóbicos criticando la propia constitución y a los padres fundadores de la Patria.

Según los materiales de capacitación, descritos como un “programa de diversidad e inclusión”, Walt Disney Company alienta a los nuevos empleados a “asumir la responsabilidad de educarse sobre estructuras anti-racismo negro”. Partiendo de la premisa falsa que el solo hecho de ser blanco te convierte en opresor y llamando a deconstruir ese rol que supuestamente impone la sociedad americana.

Los nuevos materiales fueron publicados en parte por el periodista Christopher F. Rufo en su cuenta de Twitter:

“Disney ha lanzado un programa de “diversidad e inclusión”, llamado “Reimagine Tomorrow”, que incluye capacitaciones sobre “racismo sistémico”, “privilegio blanco”, “fragilidad blanca”, “salvadores blancos”, ‘microagresiones y antirracismo’”, se puede leer en el mensaje de Rufo.

El programa se autodefine como una “guía de discusión contra el racismo” y un “aliado para la conciencia racial”. El módulo de formación empresarial para la guía antirracismo comienza con un interrogante: “¿Qué puedo hacer con respecto al racismo?”

Disney dice que Estados Unidos tiene una “larga historia de racismo sistémico y transfobia”. El manual de capacitación les dice a los empleados que “reconozcan que sus colegas también están procesando las formas en que la pandemia está afectando de manera desproporcionada a la comunidad negra”. 

La guía instruye a los empleados a “asumir la responsabilidad de educarse [ellos mismos] sobre el racismo estructural anti-negro” buscando “autores, periodistas y organizaciones negros” para hacerlo correctamente.

Disney, uno de los conglomerados de medios más grandes del mundo que posee firmas como ABC, ESPN, Touchstone Pictures, Marvel, Lucasfilm y Pixar, promueve abiertamente los valores izquierdistas asociados a la misión de eliminar el supuesto racismo hacia los negros, aunque lo hace promoviendo el racismo contra los blancos, empoderar a las mujeres y defender la justicia social.

Le recomendamos: Lo que ESTÁ PASANDO y los otros MEDIOS NO TE CUENTAN

Ad will display in 09 seconds

Acorde a lo relatado por Rufo en una nota de opinión, Disney posee una lista con “75 cosas que los blancos pueden hacer por la justicia racial”. Allí se puede leer con claridad el adoctrinamiento izquierdista al mejor estilo soviético. 

Algunos de los puntos más polémicos indican que los empleados blancos deberían reclamar por el “desfinanciamiento policial”, “descolonizar su estantería”, “eliminar las actitudes burguesas de los vecindarios” y “donar a la lucha contra ‘trabajos de supremacía blanca’ en la oficina local de Black Lives Matter”.

No menos polémico es la recomendación que hacen a los padres blancos sobre difundir esos valores sobre sus hijos, haciendo hincapié en que “incluso los bebés blancos discriminan a los miembros de otras razas”, ¿puede haber algo más ilógico que este razonamiento?

Otro punto que está siendo criticado, sobre todo por los sectores más conservadores, es que a los empleados blancos de Disney se les pide que completen una “lista de verificación de privilegios blancos”, donde las personas pueden seleccionar supuestos “privilegios” tales como: “Soy blanco”, “Soy heterosexual”, “Soy un hombre”, “Todavía me identifico como el género con que nací”,”nunca me han violado”,”no dependo del transporte público” y “nunca me han llamado terrorista”. Partiendo de la base infundada, que ser blanco, heterosexual y hombre implica un privilegio en si mismo. 

Lo que resulta curioso es que mientras Disney da clases de supuesta moral a sus empleados, mantiene estrechos vínculos con el Partido Comunista Chino, el gobierno totalitario más corrupto y asesino de la historia de la humanidad.

Sin ir más lejos, aún hoy Disney es criticado por haber filmado la película Mulan en la provincia de Xinjiang, China, donde cerca de un millón de musulmanes uigures están encarcelados en campos de concentración y trabajo forzado y miles de mujeres son obligadas a abortar solo por el hecho de pertenecer a una raza y creencia que no es de agrado del PCCh.

AndréVacca – BLes.com